You Are Here: Home » locales » Viven violencia familiar el 40% de las mujeres

Viven violencia familiar el 40% de las mujeres

Foto: Yolanda Longino

Por Mercedes Rosales / Diario de Querétaro

En el Centro Estatal de Salud Mental (CESAM) la mayor cantidad de pacientes son mujeres, y la mayoría acude por trastornos de ansiedad severos o depresivos; sin embargo, alrededor de un 40% manifiestan haber experimentado violencia intrafamiliar, principalmente por parte de sus parejas.

Elba Chávez Sáenz, psiquiatra de adultos en el turno vespertino del CESAM, estimó que si bien no hay una cifra precisa, alrededor del 60% de las pacientes de esta institución de salud, manifiestan trastornos de ansiedad, depresivos y con menos frecuencia, padecimientos como la bipolaridad o la esquizofrenia.

De acuerdo con la especialista, las pacientes que acuden por violencia intrafamiliar, también presentan un alto riesgo suicida.

“Atendemos mujeres con riesgo de violencia que, ahorita no le podría dar la cifra, pero sí es un porcentaje como, tal vez un 40% de nuestras pacientes sufren de violencia intrafamiliar y, muchas veces por parte de su pareja”, señala.

De acuerdo con las últimas estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), realizada en el marco del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer conmemorado el 25 de noviembre, la violencia contra las mujeres se ubica en las relaciones de mayor cercanía y familiaridad.

En el país, según datos proporcionados por la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH 2016), el 43.9%de las mujeres de 15 años y más ha enfrentado violencia por parte de la pareja, esposo o novio actual o último; y en Querétaro, el 44.7% de las mujeres señalaron la prevalencia de violencia ejercida por la pareja actual o la última a lo largo de la relación.

Alejandra Martínez Galán, representante de la Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas (Aquesex), explica que las cifras del CESAM responden a las realidades de violencia cotidianas que experimentan las mujeres.

Sin embargo, indicó persiste una falta de políticas públicas locales y programas que atiendan esta problemática en el estado, principalmente en los municipios fuera de la capital, para dar una atención integral y que incluya aspectos como la atención médica, psicológica, jurídica y su incorporación a la vida laboral.

Además apuntó que el CESAM brinda una atención parcial a la población del estado, ya que este es el único centro de este tipo en la entidad y deja fuera a las personas que habitan en el resto de los municipios.

“No hay una política pública integral de atención a las mujeres víctimas de violencia”, lamentó.

En tanto, Virginia Escoto, integrante del Colegio de Psicólogos de Querétaro, señala que culturalmente, las mujeres se acercan más a los servicios psicológicos, y apunta que, padecimientos como la depresión o la ansiedad son resultado de experiencias con cierto grado de violencia.

“Si tienen ansiedad y depresión, generalmente, hay un antecedente o una parte de la historia de la vida de esas mujeres, que está acompañada de violencia”, subraya.

TESTIMONIO

“Sólo sabía que me sentía muy mal. Sabía que necesitaba un cambio, porque tenía ciertas conductas que no me gustaban. Ya estaba tomando mucho alcohol y no me gustaba porque ya estaba teniendo consecuencias negativas en mi vida”, relata un testimonio anónimo brindado a Diario de Querétaro, que asiste desde hace un año y medio a una terapia psicológica de forma constante.

Aunque su motivo para iniciar una consulta no estaba relacionado con atravesar o experimentar una situación de violencia, reconoce que también identifica que este fenómeno ha estado presente desde la familia y también en la pareja.

“Tú sabes que eso está mal, que son conductas que te están afectando y que tienes que poner un alto, pero cuando lo vives no sabes cómo reaccionar”, explica.

Apunta que las instituciones, incluso los centros de trabajo o la escuela, deben de estar más al pendiente y acercarse a los especialistas para poder brindar atención a la población.

Además indica que la sociedad no debe tener miedo “a alzar la mano” y acercarse con el profesional correcto “…y decir, estoy viviendo una situación que no me gusta o creo que me está afectado (…) No dejemos que nuestros prejuicios nos controlen”.

“Todas en alguna medida, hemos sufrido esa parte y que si es importante que se atienda (…) Es importante, de inicio, que sepamos que todas las mujeres podemos tener ese respaldo. Poder decir, creo que estoy sufriendo violencia, estoy teniendo algún problema y poder acudir”, puntualiza.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top