You Are Here: Home » locales » Vallas, cierres y mucha policía

Vallas, cierres y mucha policía

Foto: Miriam Martínez

Iris Mayumi Ochoa Herrera / Diario de Querétaro

Mientras a lo lejos se escucha el toque de bandera interpretado por la banda de guerra, detrás de las vallas instaladas en las inmediaciones del Teatro de la República el día parece casi normal. Familias, parejas y niños conviven en el Jardín Zenea sorprendidos por el operativo de seguridad, sólo miran desde lejos a las personas que pasan por el filtro esperando que el evento conmemorativo del centésimo primero aniversario de la Constitución Mexicana llegue a su fin y puedan transitar sin complicaciones por el Centro Histórico.

Los policías que custodian cada valla instalada en el primer cuadro de la ciudad, interrogan a las personas que quieren caminar por la zona –no puede pasar por ese lado- le dice el oficial a una madre y su hijo que quieren llegar a Universidad caminando por Juárez, tienen que pasar por la siguiente calle, le informan, mientras que la señora prefiere dar la vuelta y caminar por Madero.

“No se vale que nada más porque Peña Nieto viene a la ciudad nos cierren el paso, yo sólo quiero llegar a mi casa y ahora no lo puedo hacer por aquí”, mencionó molesta la señora, quien prefirió guardar el anonimato.

Ni por ser día de asueto y el término del primer puente del año se ve mucha gente paseando en el centro. Los restaurantes cercanos al Teatro de la República lucían vacíos, a las 11 del día aún se encontraba lugar en las bancas de las plazas públicas como Plaza Constitución y Jardín Zenea y muy pocos turistas transitaban por la zona.

Algunas personas temerosas se acercaban a los oficiales para preguntar si podían transitar por Corregidora, calle que también fue cerrada con vallas para los vehículos, pero que sí permitía el paso de los peatones que deseaban ingresar a la Plaza Constitución.

“Es que no sabemos si podemos pasar, vemos las vallas y creemos que no se puede pasar, pero los oficiales se han portado muy amables y no he tenido mucho problema para llegar al templo de San Francisco”, afirmó la señora Guadalupe, quien se dijo sorprendida por el operativo de seguridad.

Un joven solitario con una improvisada pancarta que decía “La Constitución ha muerto”, se paseó por el Jardín Zenea bajo la mirada del estado mayor presidencial, nadie dijo nada, sólo lo vieron pasar e irse caminando sin hacer más movimientos, sólo posar ante las cámaras de los curiosos y de los propios medios de comunicación.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top