You Are Here: Home » locales » Unidad Médica de Aislamiento da seguridad

Unidad Médica de Aislamiento da seguridad

Foto: Hugo Arciniega

Por Cecilia Conde / Diario de Querétaro

Con un sistema de medidas de higiene, prevención y seguridad, la Unidad Médica y de Aislamiento (UMA) presta atención a los pacientes con síntomas leves de Covid-19 desde el 4 de mayo; el cambio en el Centro de Congresos fue radical, donde antes había una recepción para los eventos, ahora hay 18 tabletas electrónicas con las que pacientes se comunican con su familiares.

“Por ser pacientes positivos ellos no pueden venir a hacer visitas, entonces se restringe la visita, se les da el apoyo de la comunicación virtual, y durante el turno vespertino los médicos se comunican con los familiares para ver cómo está el paciente”, subrayó.

Jonatan Manzo Duran, coordinador administrativo de la UMA, explicó que cuentan con un sistema operativo que incluye medidas de seguridad sanitaria previstas desde que el paciente llega en ambulancia al Centro Congresos.

La recepción en la que antes había vigilantes que controlaban el acceso al recinto de eventos, ahora es ocupado por trabajadoras sociales que revisan el expediente y documentación que entregan del paciente, además de la asignación de su cama.

Después los pacientes recogen un kit que contiene una pijama quirúrgica, y productos de limpieza personal que utilizarán durante su estancia; el siguiente paso es que se bañen para cambiarse la ropa.

Luego de este proceso, puede andar libremente en la zona denominada área roja, pues el nivel de contagio es alto, porque todavía tienen los síntomas de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

En esa zona, los médicos utilizan el traje de máxima seguridad -tyvek- guantes, goggles y encima una bata quirúrgica de color azul; todo esto tarda entre 10 y 15 minutos en colocarse.

Aunque actualmente hay dos pacientes en esa unidad, han llegado a tener hasta cinco, sin embargo la curva epidemiológica en Querétaro apenas va en ascenso; por lo que este espacio fue habilitado para que albergue a 700 personas.

Solo para este espacio hay 42 enfermeros y 42 médicos, sin embargo conforme a la demanda incrementará el personal designado.

El coordinador explicó que los pacientes cuentan con un área de descanso, un comedor, una sala de entretenimiento, una capilla, y el área de aseo; mientras que los médicos también tienen un espacio para comer y para el aseo posterior a estar en la zona roja.

Refirió que los pacientes están dos semanas aproximadamente ahí, para revisar que se hayan recuperado de la enfermedad, cuando ha pasado el tiempo y se descarta que continúen en la etapa de contagio del virus, son dados de alta.

“Los ponemos a hacer ejercicios para deambular la capacidad respiratoria, y una vez que se estabiliza y vemos que pueden hacer su vida normal se pueden egresar”, indicó.

El proceso es similar al ingreso, pues la familia debe llevar ropa para el paciente, se baña, deja la ropa que utilizó en su estancia, recibe los documentos de su alta y es recibido por sus familiares.

Jonathan Manzo precisó que actualmente hay pocos pacientes que atienden, sin embargo las consecuencias de que haya más personas en la calle en Querétaro se verán las próximas semanas.

“La gente ya está saliendo, y es un fenómeno normal que se llama hartazgo social, después de tener tanto el confinamiento las personas se hartan y salen a las calles”, indicó.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top