You Are Here: Home » Nacionales » Tenía la razón y Lozoya no: Santiago Nieto

Tenía la razón y Lozoya no: Santiago Nieto

Roberto Hernández

Por Gabriela Jiménez / El Sol de México

Con el retrato de Benito Juárez colgado en la
pared izquierda, mirando directamente al escritorio de Santiago Nieto Castillo,
el director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de
Hacienda, rechaza venganzas contra la clase política de sexenios pasados y
asegura que en casos como el de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos
Mexicanos. “La historia siempre pone a las personas en su sitio”.

“Con independencia a mis defectos personales, yo
tenía la razón y Lozoya no. Ahora la diferencia es que Lozoya está prófugo de
la justicia, su madre en arresto domiciliario, su hermana y su esposa están
prófugas de la justicia. Y claro creo que esa soberbia ya no se ve reflejada
ahora”, expresa en entrevista con la Organización Editorial Mexicana.

Y es que el hombre que puso en la mira de la
Fiscalía General de la República (FGR) al círculo que brindó en la boda de Mar
Collado, hija del abogado del expresidente Enrique Peña Nieto, Juan Collado;
afirmó que el punto no es de buenos y malos, sino que el tema es que hay normas
y esas normas se tienen que cumplir.

“Si se viola la ley, debe haber una diferencia
incentivando, es precisamente a lo que gente como Lozoya no estaba acostumbrada
ante nadie, en razón de que se sentían dueños del país”, expresó.

Desde julio del 2019, la UIF arrancó con el plan
La Casa Limpia, por el que se denunció a Lozoya Austin, Collado, Rosario
Robles, Carlos Romero Deschamps, Eduardo Medina Mora, y más recientemente a
Genaro García Luna.

Pero las deudas con Santiago Nieto datan desde el
2017, cuando como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de
Delitos Electorales (Fepade) inició una investigación contra el exdirector de
Pemex, quien presuntamente recibió sobornos de Odebrecht para financiar la
campaña política de Peña Nieto en el 2012.

En un breve flashback, Nieto Castillo cuenta que
en esos días enfrentó siete denuncias de oficio, contraloría y visitaduría en
su contra, interpuestas no solamente por Lozoya Austin y el abogado Javier
Coello Trejo, quien ha actuado como defensor de Juan Collado y Romero
Deschamps, sino hasta por el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, quien se
encuentra prófugo en Estados Unidos.

“Empezaron a revisar toda mi actuación de todos
mis expedientes, para ver si me encontraban algo. En ese contexto recibo las
amenazas en contra de mis hijas, tengo el rompimiento de mi matrimonio, tengo
que ir a vivir a un departamento prestado, un poco tratando de reiniciarme. Al
final lo que hice en esos meses fue defenderme jurídicamente, reinventarme y
dar un tránsito que no había hecho, como un mecanismo de supervivencia
personal, pública y política, que fue vincularme a un partido político”,
relata.

En ese reinicio recibió la llamada del hoy
secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Quedaron de verse en una
cafetería de la colonia Roma Sur y Ebrard, quien entonces era uno de los cinco
coordinadores de campaña del candidato Andrés Manuel López Obrador, le preguntó
sobre el blindaje electoral que había hecho en la Fepade. Al final de la
conversación: “Me dijo que me tenía que escuchar el presidente y me convocaron
para que fuera a Guadalajara”.

Aquel 22 de mayo de 2018, Santiago Nieto llegó en
punto de las 11:40 de la mañana a Tlaquepaque. Sin más dato que el de una
promesa con el candidato presidencial entró por la valla principal, en la que
López Obrador realizaba su eventual recorrido de selfies y escuchaba distintas
quejas contra el gobierno priista.

A los pocos minutos ambos personajes se
encontraron en el templete y sin una discusión previa, López Obrador anuncia la
adhesión de Nieto Castillo con el fin de castigar los fraudes electorales,
aunque rechazó ir por la cabeza de Peña Nieto.

El director de la Unidad de Inteligencia
Financiera explica que el peculado y el delito electoral utilizan el mismo
método, la única diferencia es que en el primero la huella queda registrada en
las cuentas patrimoniales de los servidores públicos, por ello, López Obrador
lo eligió para que encabezara la UIF.

“Yo tenía experiencia en investigación en materia
de financiamiento ilícito en las campañas electorales. Odebrecht fue lo que
provocó mi salida, había investigado las cuentas del Partido Verde Ecologista,
el financiamiento ilícito en la campaña del Estado de México. Cada quien tiene
que cruzar sus batallas desde dónde le toca hacerlo. Me tocó hacerlo en el
Tribunal, en la Fepade, desde la academia, en una campaña electoral, y ahora
desde la Unidad de Inteligencia Financiera”, opinó.

En las oficinas de alta seguridad de la UIF y la
voz de Leonard Cohen de fondo, Santiago Nieto apuesta porque el sexenio de
Enrique Peña Nieto podría clasificarse como uno de los tres más corruptos en la
historia de México.

La última denuncia de la UIF ante la Fiscalía
General fue contra el exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón,
Genaro García Luna, pero aseguró que la investigación no está vinculada con el
expresidente panista.

Apuntó que fue en la última administración del
PRI, cuando la corrupción se convirtió en una práctica común y se realizaron
pagos de dos mil millones de pesos por asesorías de particulares.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top