You Are Here: Home » locales » Siempre productivos los adultos mayores

Siempre productivos los adultos mayores

Foto: Miriam Martínez

Elvia Buenrostro Pichardo / Diario de Querétaro

Aunque estén mal de salud, pero con fe en sí mismos, siempre productivos los adultos mayores para ganar “un centavito” para pagar su comida y, por qué, no también darse uno que otro gusto como comprar maquillaje, ir al café con las amigas o consentir a los nietos con algún detalle, así son los empacadores adultos mayores que ofrecen sus servicios en los supermercados.

En el marco del Día del Adulto Mayor comparten que quieren su vida productiva, bien movidos, porque aunque estén sentados en la banca en espera de su turno para acudir a la caja, no paran y separan las bolsas para que las prisas no los sorprendan cuando empaquen.

Eustacio de Jesús Ángeles, de 71 años de edad, comenta tiene un año en esta actividad pues meses antes su estado de salud no se lo permitió, “eso es muy feo porque no podía trabajar, se acaba uno más así, estás acostado y te duele la espalda o estás viendo tele y te duelen los ojos, eso no es bueno”.

Por eso –dice- me vine para acá, para no estar aburrido. Aquí me la paso bien y aunque hay mucha competencia pienso que para todos hay, sí sale para todos y por eso uno es voluntario.

“Ya con lo que le den a uno, no me da coraje si despacho la mercancía y se van sin darme. Cuando me va bien son como 150 pesos, pero a veces ni 100 pesos me llevo, pero aun así me voy contento porque con mi dinero le echo gasolina al carro para no venirme en camión y para comer, apenas”.

Platica que este trabajo ayuda a su economía pues el gobierno cada dos meses le da mil 500, pero también “gracias a Dios” sus hijos le ayudan con 100, 200 o hasta 300 pesos, y le alcanza porque es solo desde hace siete años que su esposa murió.

En tanto, para Gregorio Solano, de 78 años, narra que trabaja para seguir viviendo porque muchos se pensionan o jubilan para no trabajar, pero no es tan bueno porque el cuerpo necesita seguir en movimiento y hacer ejercicio.

“Me gusta ser amable con la gente, tratar mejor a los mismos compañeros, tenemos muchas experiencias y tratamos de dar un mejor servicio. Hasta hacemos amistad con los compañeros, aunque todos estamos enfermos, ya sea de una pierna, un brazo o algo. Todos estamos mal, pero tratamos de tener fe en nosotros mismos”.

Del otro lado de la banca está Virginia Rodríguez, quien a sus 72 de edad ya cuenta con nueve años de trabajar como empacadora de una tienda, todos los días ahí está cuatro horas y media, porque se dice orgullosa de seguir siendo útil para ella y su familia.

“Mi trabajo siempre es un aliciente para mí porque siempre trae uno un centavito más para la bolsa, uno se distrae, es un motivo para sentirse útil y además darse uno sus gustos como salir a pasear, comer con mis amigas, sacar a mis nietos, me gusta mucho invitarlos al cine o darles algún detallito, comprarme mis pinturas. Me gusta sentirme independiente”.

Con alegría añade que se hacen lazos de amistad y al platicar con los compañeros hasta de “terapia” funciona, aunque es con sus amigas de la primaria con las que sale a comer o a tomar café para distraerse.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top