You Are Here: Home » Nacionales » Se fue el año 2020, pero no el coronavirus

Se fue el año 2020, pero no el coronavirus

Por Nurit Martínez / El Sol de México

México inicia el año con la primera etapa de la aplicación de la vacuna de la farmacéutica Pfizer-BioNTech para enfrentar la enfermedad de Covid-19, esperando llegar a una inmunización universal a lo largo de 2021. Y aunque se abrió la puerta para enfrentar la pandemia, el Gobierno federal prevé que el “punto cumbre” de contagios llegará a finales de enero o mediados de febrero a consecuencia de las reuniones, fiestas de fin de año y la rebelión de los ciudadanos por hacer cumplir la sana distancia.

La vacuna ha llegado a cuentagotas y hasta ahora sólo 18 mil 529 integrantes del personal médico han recibido la primera de las dos dosis que deberán aplicarse en 21 días. Se prevé que el próximo lunes llegue un nuevo cargamento con 53 mil vacunas más.

El llamado de los directores de los principales institutos de salud en el país es que a pesar de la existencia de la vacuna, la pandemia está lejos de concluir y aun con su aplicación no se garantiza la inmunización permanente, por lo que las medidas de sana distancia permanecerán trastocando la vida económica, escolar y social durante la primera parte de 2021.

Hasta ahora la mayoría de los pacientes se han recuperado espontáneamente. Lo que se ha identificado en México es que ocho de cada diez contagiados son asintomáticos y han propagado el virus por todo el país. Al llegar la llamada segunda ola de Covid, cinco entidades se encuentran en el nivel de máximo riesgo: Ciudad de México, Estado de México, Baja California, Morelos y Guanajuato.

Y otras seis, a pesar de estar en semáforo naranja, corren riesgo de revertir su situación y tener que confinar de nueva cuenta a la población. Sólo Campeche y Chiapas se encuentran en semáforo verde. Tamaulipas, Veracruz y Sinaloa en amarillo y el resto en naranja.

El primer caso de Covid-19 se detectó en México el 27 de febrero de 2020 y al cumplir los 306 días de presencia en nuestro país, la cifra oficial de la Secretaría de Salud es que más de 3.5 millones de personas han manifestado síntomas que pudieran indicar la enfermedad. Sólo que a falta de una aplicación masiva de pruebas de detección del virus, en este periodo se registran oficialmente más de 1.4 millones de personas contagiadas y de ellas 126 mil que perdieron la vida.

Los críticos de la estrategia nacional para enfrentar la pandemia han cuestionado desde el inicio el seguimiento y registro de los casos. Los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Salud para Covid-19, aplicada a nueve mil 400 hogares entre agosto y noviembre de 2020, reveló que 31 millones de mexicanos han tenido contacto con el nuevo virus.

La epidemia ha avanzado con «gran velocidad». México se ubica entre los primeros diez países con el mayor número de contagios y fallecimientos, lo que ha provocado críticas a la estrategia diseñada por el Gobierno federal, encabezada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

El personal médico insiste en la falta de insumos de protección necesarios para atender a los pacientes y la falta de medicina para paliar los síntomas de la enfermedad. A diez meses de que llegó la pandemia a México, 49 por ciento de sus integrantes ha reportado síntomas similares al Covid-19 o una infección respiratoria equivalente.

AVANZA VACUNACIÓN

México tiene para 2021 la promesa de la llegada de al menos cinco vacunas en fase experimental próximas a su aprobación internacional y nacional. Además de la de Pfizer, está la de AstraZeneca, la vacuna china de CanSino Bio, la rusa Sputnik V y la de Janssen.

El 24 de diciembre, con la aplicación de la primera dosis de la vacuna de Pfizer a María Irene Ramírez, jefa de enfermeras del Hospital General de México, inició la inmunización en la Ciudad de México, el Estado de México y Querétaro.

En días posteriores se extendió a Saltillo, Coahuila, y se prevé que seguirán Morelos e Hidalgo, debido a que la red de frío que la vacuna requiere (menos de 70 grados centígrados) implica un desafío logístico para la aplicación.

El subsecretario Hugo López-Gatell anunció que a partir del 11 de enero habrá un salto en la llegada de vacunas. Se espera que arriben 436 mil 800 dosis que se repartirán en 27 entidades.

El 18 de enero se prevé la llegada de otro cargamento que será destinado a aplicar la segunda dosis del personal médico vacunado, mientras que el 25 de enero Pfizer entregará 500 mil dosis adicionales para una segunda aplicación del primer grupo.

Ahora el problema es enfrentar la corrupción e influyentismo de quienes en las áreas directivas y administrativas buscan aplicarse la vacuna aun cuando todavía no es su turno y por encima del personal médico que se encuentra en la primera línea de atención de los pacientes de Covid-19.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top