You Are Here: Home » Internacionales » Responsabilizan al GRU de ataque contra exespía Skripal en Rusia

Responsabilizan al GRU de ataque contra exespía Skripal en Rusia

Los dos sospechosos de haber empleado gas nervioso Novichok para atentar en Gran Bretaña contra el exespía Sergei Skripal y su hijaYulia serían Alexandr Petrov y Rushlan Boshirov, miembros del servicio de inteligencia militar ruso GRU.

Esa sorprendente revelación fue personalmente realizada ante el Parlamento por la primera ministra Theresa May. Su intervención en la Cámara de los Comunes se produjo apenas una hora después de que la fiscalía británica formalizara la acusación contra Petrov y Boshirov por “conspiración para asesinar” al exespía ruso Skripal y su hija Yulia. Ese ataque con gas nervioso fue perpetrado el 4 de marzo último en la localidad de Salisbury.

“Las acciones del GRU (sigla del servicio de inteligencia de las Fuerzas Armadas) representan una amenaza para nuestros ciudadanos y nuestros aliados”, indicó May, que se comprometió a desplegar todos los recursos posibles para contrarrestar la agresión. La primera ministra reafirmó que su país no tiene ningún conflicto con el pueblo ruso, pero “no puede permitir acciones bárbaras como la ocurrida en Salisbury”, sostuvo.

La Policía Metropolitana, conocida como Scotland Yard, asegura tener suficientes evidencias para formalizar las acusaciones contra los dos sospechosos, que actualmente se encuentran de regreso en Rusia. Neil Basu, jefe de la policía antiterrorista, dijo que los dos sospechosos tienen alrededor de 40 años, viajaban con nombres falsos, pero poseían y pasaportes rusos auténticos.

Ambos llegaron al aeropuerto londinense de Gatwick el 2 de marzo, es decir, 48 horas antes del ataque. Al día siguiente hicieron una recorrida de reconocimiento por las calles de Salisbury y el 4 de junio perpetraron el atentado rociando la empuñadura de la puerta del domicilio familiar de los Skripal con el agente químico Novichok. El mismo día en que Skripal y su hija fueron hallados inconscientes en un banco, los sospechosos abandonaron Londres a las 22:30 desde el aeropuerto de Heathrow.

La fiscalía también los responsabiliza por el envenenamiento accidental del policía Nick Bailey, pero no de la muerte de Dawn Sturguess, que resultaron intoxicados el 30 de junio al entrar en contacto con un frasco de perfume con restos del gas mortal que los autores abandonaron en un parque de la ciudad de Amesbury. La acusación contra los agentes del GRU incluye los delitos de conspiración para asesinar a Skripal, su hija y al policía británico Nick Bailey, y el uso y posesión de Novichok Inmediatamente después del anuncio de Theresa May ante el Parlamento, Moscú afirmó ignorar quiénes eran los dos acusados y denunció que se trataba de una “manipulación”.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top