You Are Here: Home » Internacionales » Putin niega que reforma constitucional sea para seguir en el poder

Putin niega que reforma constitucional sea para seguir en el poder

El presidente ruso, Vladímir Putin, negó que haya
propuesto la reforma constitucional para seguir en el poder, una vez que la
actual Constitución le obliga a abandonar el Kremlin en 2024.

«La propuse (la reforma), pero no para
prolongar mis facultades», dijo durante una reunión con representantes de
la comunidad local de Cherepobets, en el noroeste de Rusia.

Putin salió así al paso de los que apuntan que
las enmiendas constitucionales son una estratagema para perpetuarse en el
poder, sea en el Kremlin o al frente del Consejo de Estado, órgano con amplios
poderes que será incluido en la Constitución.

«¿Pero es necesario de esa forma prolongar
las facultades del actual presidente? Considero que no. Ya que, si hablamos de
elecciones a jefe de Estado, todo debe hacerse para que haya una
alternativa», agregó.

Entre otras cosas, Putin propuso también reducir
a dos los mandatos presidenciales (12 años), cuando hasta ahora un presidente
no podía ejercer más de dos mandatos «consecutivos», pero podía
regresar después al Kremlin.

Subrayó, además, que planteó convocar un
«plebiscito» para que sean los propios rusos los que decidan si
aprueban o no las enmiendas que presentó el pasado 15 de enero en su discurso
sobre el estado de la nación.

«Bajo mi punto de vista, sólo una votación
nacional y, en esencia, un plebiscito, y la expresión de la voluntad popular
debe ser el punto y final a la hora de tomar una decisión sobre las enmiendas a
la Constitución. Si son aprobadas, entonces nadie podrá decir que aquí hay algo
que no funciona. Es la manifestación suprema de la democracia», explicó.

Putin destacó que «cuanta más gente
participe en este proceso, más popular será la Constitución (…) y la gente
que participe en este proceso se sentirá copartícipe del trabajo, se sentirán
coautores de este documento».

«Por eso planteé una votación nacional. Para
que incluso aquellos que no tomaron parte en esta discusión, participen en la
confirmación final de las enmiendas propuestas», precisó.

A su vez, calculó que el proceso de debate de la
reforma constitucional llevará «en torno a los tres meses y medio»
tras lo que se votará. Recordó que el referéndum de confianza a Boris Yeltsin
de abril del 1993 fue preparado durante «sólo 27 días».

«No hay nada extraordinario en lo que se
propone. Se han introducido enmiendas (a la Constitución) en quince ocasiones.
Quince», dijo, quitando así hierro a su propuesta.

En principio, la prensa especulaba con que la
votación sería convocada en abril o, en todo caso, antes de las celebraciones
del Día de la Victoria, que tienen lugar el 9 de mayo.

La Duma o Cámara Baja aprobó ya en primera
lectura las enmiendas de Putin, prisas que han sido criticadas por la oposición
extraparlamentaria.

La oposición al Kremlin ha creado un consejo
constitucional para presentar sus propias enmiendas alternativas, ha iniciado
una campaña a favor del no en la consulta popular y convocará acciones de
protesta.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top