You Are Here: Home » Nacionales » PRD debate si se disuelve o refunda por difícil situación económica

PRD debate si se disuelve o refunda por difícil situación económica

Abigaíl Cruz

Ante la derrota en la elección del 1 de julio, la precaria situación económica por la disminución de las prerrogativas el próximo año y las pugnas internas entre las diferentes corrientes políticas, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se debate entre diversas posiciones: su reconstrucción, la creación de un nuevo partido, cambio de nombre o su desaparición.

El integrante de la corrienteAlternativa Democrática Nacional (ADN) del PRD, Juan Zepeda, en entrevista con El Sol de México reconoce que el partido está en una etapa crítica, “lo real es que está en un momento terminal”, aseveró.

Reconoce que al interior del partido existen errores, como los enfrentamientos entre las diferentes expresiones, la designación de candidaturas y el alejamiento no sólo de los estatutos y principios sino también de los ciudadanos, situación por la cual él se pronuncia, a título personal, por la creación de un nuevo partido.

“Hay varios temas que yo de manera particular he puesto en la mesa. Qué hacer con el PRD, refundarlo tras estos criterios que he dicho o la otra, de manera responsable, hacer una crítica profunda y decir: la neta el PRD, así como está, es todavía funcional, le sirve a la sociedad, gozamos de su preferencia; si la respuesta es no, bueno tengamos el valor, como lo tuvo en 1989 el Partido Comunista Mexicano (PCM), y disolvámoslo, dejemos las siglas disponibles para la formación de un nuevo partido que incluya otros sectores sociales, nueva línea política, estatutos, principios, etcétera, y que podamos presentarnos como una opción realmente distinta y más incluyente”, recomendó.

REFUNDACIÓN

Contrario a Zepeda, el presidente del PRD, Manuel Granados Covarrubias, se pronuncia por una refundación, por crecer y recuperar al partido. Rechaza que el Sol Azteca esté en agonía y que el descalabro electoral debe ser considerado, más que una derrota, una oportunidad de resurgir, tener claridad en las banderas ideológicas y cambiar las reglas que por más de dos décadas han sido utilizadas en su interior.

“No se puede crear un nuevo partido, debido a que se pierden los derechos. Los requisitos de la legislación electoral establecen que si se quiere crear un nuevo partido se deben hacer todos los trámites legales previos y la legislación puede permitir el cambio de siglas, el cambio de emblema, pero puede ser la misma esencia con diferentes reglas y con diferentes documentos básicos, con programas de acción, la parte ideológica y la modificación”, explicó.

Coincide con Zepeda en el daño que las diferentes expresiones políticas le han hecho al Sol Azteca, así como del alejamiento del PRD de sus principios, estatutos y los ciudadanos.

Sin embargo, adelantó que el PRD podría cambiar de nombre y de siglas, si así se decide después del proceso de “reflexión profunda” en la que entró el partido.

ABANDONAR AL PARTIDO

En esa reflexión, la expresión política Iniciativa Galileos, que encabezan Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belauzáran, realizó el fin de semana un foro de análisis y la tendencia empujada por esa corriente se encamina a la creación de un nuevo partido o abandonar las filas del PRD; sin embargo, la propuesta será sometida al interior del partido, cuya resolución final se aprobará en septiembre.

“Es innegable la crisis del partido, es real eso sí existe pero yo todas las crisis las miro como oportunidades no sólo como daños colaterales; por el contrario, yo no aventuraría un pronóstico. Lo que si te diría es que el PRD va y debe de entrar a un profundo momento de reflexión”, aseveró Guadalupe Acosta Naranjo.

Se sumó a la propuesta de Granados Covarrubias en el sentido de analizar posturas, ver qué más le conviene al partido.

CAMBIO DE NOMBRE

A su vez, el secretario general del PRD, Ángel Ávila Romero rechazó la creación de una nueva fuerza política y recomienda, al igual que Granados y Acosta Naranjo, una reflexión profunda de la militancia y de los órganos de dirección para ofrecer la mejor opción.

Consideró que a 30 años de la fundación del PRD el país es diferente y lo importante en este momento es refundar el espíritu, los valores, los principios de convivencia interna. Para que se quiere un nuevo partido cuando el Sol Azteca sigue vigente y sólo se debe adaptar a los nuevos tiempos.

PÉRDIDA DE REGISTRO

Paralelamente, el PRD estudia la vía jurídica que habrá de emprender para la elección de la nueva dirección del partido, aunque asegura que sus estatutos establecen el mecanismo, que sería a través del voto universal, directo y secreto de la militancia o bien mediante el voto directo, mismo que tendría que darse en el Consejo Nacional, el cual está integrado por mil 200 delegadoss.

El representante ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Camerino Eleazar Márquez Madrid, explicó que el cambio de dirigencia nacional va unida con la desaparición o no del PRD.

Sin embargo, advirtió que esa decisión tendrá que surgir de la militancia previa discusión y análisis que se realizará en cada estado en los próximos meses. Rechazó que exista la tendencia generalizada de que desaparezca el PRD; por el contrario, hay un amplio consenso porque el partido permanezca, concluyó.

RECONSTRUCCIÓN

El fundador del PRD y excandidato a la jefatura de la Ciudad de México por el Partido Humanista, Marco Rascón, recomendó su reconstrucción y rechazó que se encuentre en estado terminal, pero advirtió que serán los propios militantes y su dirección nacional la que puede llevarlo una vez más lo que fue tras su fundación.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top