You Are Here: Home » Internacionales » ¿Por qué Facebook dejó de funcionar por más de seis horas?

¿Por qué Facebook dejó de funcionar por más de seis horas?

El pánico se apoderó del mundo entero luego de que los servicios de Facebook, desde WhatsApp hasta Instagram, dejaron de funcionar este lunes por más de seis horas.

Sin embargo, la obligada comunicación llevó a muchos de los usuarios a descubrir nuevas aplicaciones para continuar con sus actividades, e incluso, algunos recurrieron a antiguas prácticas como los mensajes de texto.

PERO, ¿POR QUÉ FACEBOOK DEJÓ DE FUNCIONAR?

Facebook permanece impreciso sobre el origen de la falla, limitándose a evocar «cambios de configuración de los rúters que coordinan el tráfico internet entre nuestros centros de datos».

Varios expertos en seguridad cibernética consideran que el incidente puede estar relacionado con un problema de mantenimiento del «Border Gateway Protocol» (BGP), que crea una ruta de acceso entre una computadora y un sitio internet.

Como un controlador aéreo que revisa regularmente los trazados, «Facebook realizó una actualización de estas carreteras», explicó Sami Slim, operador del centro de datos Telehouse, pero «entró en un camino equivocado», añadió, haciendo que Facebook y sus plataformas afiliadas resulten inaccesibles para los usuarios.

Desaparecido de los radares de la web, el nombre de dominio Facebook.com se puso a la venta durante unos instantes en los sitios de algunos proveedores de hosting.

¿POR QUÉ EL COLAPSO DE FACEBOOK DURÓ TANTO TIEMPO?

Regularmente, cuando llega a presentarse alguna falla en una plataforma en Internet, pasan menos de dos horas en lo que se restablece por completo el servicio; sin embargo, este lunes la mayor red social del mundo tardó más de seis horas en volver a la normalidad.

«La duración de la indisponibilidad no representa el tiempo que Facebook tomó para diagnosticar el problema», asegura Pierre Bonis, director general de la Afnic, asociación encargada de la gestión de los nombres de dominio franceses.

«Hay tiempos de réplica (una vez detectado el error), y «la nueva información debe ser recuperada por todos los intermediarios del canal de Internet», detalla.

Si bien en las redes sociales, en particular en Instagram, se registran con frecuencia fallos ocasionales, la magnitud de la parálisis del lunes no tiene precedentes.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE LA CAÍDA DE FACEBOOK?

Algunos observadores señalan la coincidencia entre el corte del lunes y las recientes revelaciones de una denunciante sobre los efectos tóxicos de Facebook e Instagram para la sociedad, que pusieron en apuros al grupo dirigido por Mark Zuckerberg.

Después de transmitir documentos internos al Wall Street Journal, France Haugen, exempleada de Facebook, acusó a la empresa, durante una entrevista televisiva, de elegir «el beneficio más que la seguridad».

¿CUÁL FUE EL IMPACTO DE LA CAÍDA DE FACEBOOK?

Además de no estar disponible para miles de millones de usuarios en todo el mundo, Facebook no pudo emitir anuncios durante varias horas, que son su principal fuente de ingresos. En Wall Street, la acción de esta plataforma cayó casi 5 por ciento el lunes.

Pero las desgracias del grupo fueron una bendición para sus competidores. Telegram, rival de WhatsApp, pasó de estar en la quinta posición en la clasificación de las aplicaciones gratuitas más descargadas en Estados Unidos a la número 56, señaló la firma especializada SensorTower.

«Las inscripciones están en fuerte aumento en Signal (bienvenido todo el mundo)», tuiteó por su parte este otro correo electrónico, famoso por su encriptación de datos.

Nadie se salva de una falla a nivel global

El bloqueo gigante de Facebook muestra que incluso los pilares de internet no están a salvo de una falla de alcance mundial.

«Es la prueba de que el ‘too big too fail’ (demasiado grande para ser derribado) no funciona en informática», señala Bonis.

Los especialistas subrayan también los límites de la concentración de sus diferentes servicios por parte de Facebook.

«En los últimos dos años, Facebook consolidó su ecosistema de aplicaciones dispares en una única infraestructura de la red», destaca Mike Proulx, vicepresidente y director de investigación de la firma de estudios y consultoría Forrester.

«Este enfoque permite a la empresa ganar en eficacia operativa y aislarse de un eventual desmantelamiento por parte de los reguladores. Pero también expone a Facebook al riesgo de concentración. Un eventual riesgo único que produce un efecto en cascada. Digamos que es como las viejas guirnaldas eléctricas de Navidad: si una de las luces se apaga, todas las demás también», explica.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top