You Are Here: Home » locales » Obispo pide católicos valientes

Obispo pide católicos valientes

Cientos de queretanos acudieron al Centro Histórico deseosos de participar en la bendición de las palmas del Domingo de Ramos, y entre las ceremonias más concurridas estuvo la oficiada por el obispo Faustino Armendáriz Jiménez.

“Se necesitan católicos valientes”, sostuvo el jerarca, quien expresó que es momento de defender a Jesús y la fe, en medio de todas las agresiones, como la ocurrida en Egipto, ante el asesinato de cristianos.

Urgió a los asistentes a proteger la vida, cumplir con el compromiso bautismal y misionero que tienen como católicos, difundir los valores del Evangelio y vivir con valentía su identidad cristiana, dando la cara como hijos de Jesús.

“Son tiempos en los que debemos vivir con valentía nuestra vida cristiana, no son tiempos para timoratos, no son tiempos para que surja la cobardía en nosotros, son tiempos para dar la cara de nuestra identidad de hijos de Dios”.

Urgió a la grey a acompañar a Jesús en su pasión, muerte y resurrección, teniendo en cuenta que Dios es sinónimo de vida, de ahí que enfatizó la importancia de proteger a los niños cuando aún se encuentran en el vientre materno.

“Es tiempo de proclamar el señorío de Dios, proclamando que creemos en la institución, que el mismo hizo, del matrimonio; son tiempos en los cuales la presencia de Dios tiene que generar paz, no violencia ni guerra”.

Fuera del recinto cantaban grupos religiosos de jóvenes, y otro, principalmente conformado por mujeres, participaba en el llamado de oración de 40 días por la vida, dentro del santuario, el obispo resaltó que el periodo de Cuaresma debió servir para preparar el corazón y ser partícipes de la Pasión de Cristo, logrando, con la Cruz, tener parte con él en la resurrección.

Las actividades se iniciaron en el templo de Santa Clara, recinto en el que el jerarca roció agua bendita a los adornos de palma que portaron los feligreses para, posteriormente, cerrar fila de peregrinación que recorrió calles del centro histórico rumbo a catedral, entre canticos y gritos jubilosos de “viva Cristo Rey”, entonados por la romería, encabezada por 12 jóvenes, emulando así, a los doce apóstoles, seguidos por los fieles y, cerrando la columna, el obispo.

MISA EN CATEDRAL “DIOS QUIERE UNA CIUDAD DE PAZ”.

Las actividades en catedral se continuaron con la lectura de pasajes de la Pasión y Muerte de Cristo, recordando así el sufrimiento de “El Hijo de Dios”, al ser víctima de una sentencia injusta, seguida de humillaciones y de su asesinato.

“Los que pasaban por ahí lo insultaban y humillaban… también se burlaban de él los sumos sacerdotes, los escribas… Hasta los ladrones que estaban crucificados a su lado lo injuriaban”, recordaron en la lectura.

“La tierra se abrió y resucitaron muchos justos que habían muerto”, continuaron, al indicar que entre las mujeres que siguieron a Jesús para servirlo se encontraba María Magdalena y que José, un discípulo de Jesús, solicitó se le fuera entregado su cuerpo para envolverlo y llevarlo a un sepulcro, mientras que, al siguiente día, los contrarios a Jesús exigieron a Poncio Pilato asegurar el sepulcro, poniendo un sello sobre la puerta, para tratar de evitar se proclamara “la resurrección”.

El obispo celebró la misa, haciendo hincapié en la importancia del Domingo de Ramos, pues marca el inicio de la Semana Santa o Mayor, que a su vez, es la ruta que el cristiano debe seguir para continuar en la nueva vida.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top