You Are Here: Home » Internacionales » Obama alaba los logros de Nueva Orleans diez años después del Katrina

Obama alaba los logros de Nueva Orleans diez años después del Katrina

obama

Diez años después de que el huracán Katrina asolara Nueva Orleans, el presidente de EEUU, Barack Obama, hizo hoy de la ciudad el ejemplo de superación para todo el país al reconocer sus logros para recuperarse de aquel desastre natural sin precedentes.

En un emotivo discurso desde uno de los centros comunitarios de la ciudad construidos tras la tragedia, Obama calificó de “única” la recuperación experimentada por Nueva Orleans, cuyo éxito atribuyó a los esfuerzos conjuntos de sus vecinos, los gobiernos locales y el apoyo federal.

El presidente reivindicó la “extraordinaria resiliencia” de sus habitantes “enfrentándose a la tragedia”, en la que fallecieron alrededor de 1.800 personas, y aplaudió cómo ha sido capaz de volver a ser “incluso mejor que antes”.

Según los datos del Gobierno estadounidense, el 98 % de las familias que fueron desplazadas por el Katrina han podido volver a sus casas, y se han invertido más de 5.000 millones de dólares desde que el Gobierno de Obama llegara al poder con el objetivo de reconstruir la zona.

No obstante, Obama, quien previamente se paseó por algunas de las zonas más devastadas hace una década, reconoció que aún queda trabajo por hacer y que hay comunidades, especialmente las más pobres, que todavía sufren el trauma.

El mandatario no esquivó la dura situación de la comunidad negra en Nueva Orleans, que todavía vive unos altos índices de desigualdad, muy por encima de la media nacional.

El huracán Katrina “comenzó como un desastre natural” pero “se convirtió en un desastre provocado por el hombre”, dijo el presidente, que describió las consecuencias del desastre como “un fracaso del Gobierno por no atender a sus propios ciudadanos”.

“La tormenta dejó al descubierto otra tragedia que había estado gestándose durante décadas”, afirmó.

“Nueva Orleans ha estado durante mucho tiempo plagada por una desigualdad estructural que dejó a mucha gente, especialmente a los pobres y a las personas de color, sin puestos de trabajo de calidad o una cobertura sanitaria asequible o una vivienda digna”, insistió.

“Demasiados niños crecieron rodeados de delitos violentos, y asistían a escuelas de baja calidad donde pocos tenían una oportunidad de salir de la pobreza. Y así, como contra un cuerpo ya débil y desnutrido, la tormenta golpeó”, continuó el presidente.

Obama, que en su segundo mandato ha elevado el tono de su discurso en materia racial, aseguró que era por todos conocido “el desastre y la pobreza” que vivía la ciudad antes del paso de la tormenta.

“Todo lo que hizo el huracán -remachó- fue poner al desnudo todo lo que ignoramos todos los días, y es que hay comunidades enteras que son pobres, que no tienen oportunidades significativas, que no tienen esperanza y que quedan en el olvido”.

Sin embargo, Obama subrayó que si Nueva Orleans fue ejemplo así de lo que ocurre cuando el Estado falla, su recuperación también lo ha convertido en un ejemplo de lo que puede lograrse cuando éste funciona.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top