You Are Here: Home » Nacionales » Monjas viven sin seguridad social

Monjas viven sin seguridad social

Por Adrián Bucio / El Sol de Morelia

Religiosas de congregaciones católicas señalan que cubren con sus propios medios las necesidades de salud derivadas de la pandemia de Covid-19, pues no todas las arquidiócesis las apoyan con gastos de seguridad social como sí lo hacen con muchos sacerdotes, a los que incluso apoyan con seguros de gastos médicos mayores.

El Sol de México dio cuenta de la crisis de salud que enfrenta la Iglesia católica, de la que han muerto 154 sacerdotes en todo el país a causa de Covid-19, sin embargo, la cifra puede ser mayor, como lo afirmó el presbítero veracruzano Rafael González Hernández, quien asegura que no todos los fallecimientos de los padres han sido registrados.

María Guadalupe Valencia, quien pertenece a la casa Misioneras Marianas en Morelia, dice que algunas de sus compañeras cuentan con seguridad social, pero están afiliadas por su cuenta y de forma independiente a la congregación. Lo mismo afirma Laura Hernández, religiosa de 55 años perteneciente al convento de monjas Casa de Encuentro de María Guadalupe, que señala que las congregaciones tienen autonomía y autosuficiencia para hacerse cargo de sus padecimientos.

En el caso de la diócesis de Celaya, ni los sacerdotes, ni los religiosos y religiosas cuentan con seguridad social o seguros de gastos médicos. A los primeros se les pide la mutual (cuota económica como parte del plan de salud), mientras que los segundos acuden a instituciones públicas o privadas dependiendo de sus necesidades.

El padre Felipe Vázquez, representante de la Mutual del Clero de la Diócesis de Celaya, mencionó que este mecanismo no es un seguro sacerdotal, sino el Plan de Salud que se sostiene mediante cuotas anuales obligatorias de todos los sacerdotes, presbíteros y diáconos de la diócesis que de manera obligatoria deben aportar.

“Cada uno de los miembros de esta mutual del presbiterio de Celaya, al pertenecer como socio, ofrece un signo creíble de solidaridad y comunión con sus hermanos sacerdotes, en la promoción de la salud y gozará de los beneficios que otorga”.

Indicó que quienes atienden a los clérigos son los médicos particulares o los que se encuentran en los hospitales regionales, dependiendo de lo que cada sacerdote decida o de la especialidad que requieran; mientras que, en el tema del Covid-19, la mayoría se ha atendido en el Hospital General, ya que los gastos son muchos y se verían rebasados.

Los religiosos y religiosas coincidieron en que no cuentan con seguridad social, sino que cuando enferman acuden al Centro de Salud, al Hospital General o Seguro Popular donde la atención es gratuita; pero indicaron que cuando requieren un especialista y deben pagar, muchas veces los doctores les hacen mucho descuento o no les cobran porque entregan su trabajo como un servicio a la iglesia.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top