You Are Here: Home » Nacionales » México frenará contagios hasta octubre de 2022: UAM

México frenará contagios hasta octubre de 2022: UAM

Por Nurit Martínez / El Sol de México

México podrá frenar los contagios de Covid-19 hasta octubre de 2022, según el modelo evolutivo desarrollado por investigadores del departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Para esas fechas México habrá sumado tres millones 278 mil 208 personas contagiadas de Covid-19, es decir, más de un millón 300 mil adicionales de las que tenemos hoy. Y se estima habrá 222 mil 918 defunciones, por lo que “aún faltarían 73 mil 834 más, respecto del dato del 23 de enero de 2021”.

El mayor número de muertes se daría en gran parte porque “el factor de aprendizaje del sistema hospitalario no pudo concretarse, con el desmantelamiento del Seguro Popular, la creación del Insabi y la falta de capacitación del personal médico. No creemos que logre superar las deficiencias que tiene desde el arranque de la epidemia”, asegura Roberto Gutiérrez Rodríguez, jefe del Departamento de Economía de la UAM Iztapalapa.

El contagio cero sería posible, en gran medida con la llegada de las vacunas, lo cual representa un enorme desafío, dado que tendrían que aplicarse un rango de entre 159 mil a 318 mil dosis diarias, es decir, un promedio de 200 mil que hasta ahora no se ha logrado, explicó.

Reducir esa proporción de fallecimientos también requiere de inversión en infraestructura y en preparar mejor a los médicos.

Una vez asimilada la nueva ola de infecciones provocadas por las festividades de fin de año, Gutiérrez Rodríguez y Marco Antonio Pérez Méndez, investigador del mismo departamento, coincidieron en que será hasta principios de abril de 2021 que podría empezar a bajar el nivel de contagios, pero el nivel cero se alcanzará hasta un año y medio después: la segunda semana de octubre de 2022.

De los fallecidos, los especialistas aseguran que la letalidad se redujo, “pero lo ha hecho a un ritmo pasmosamente lento”, al pasar de 11 por ciento el 30 de abril de 2020 a 8.5 por ciento en la actualidad, “con mucho el más alto del mundo”.

Advirtieron que ese escenario podría modificarse si se confirma la presencia de una cuarta variante del virus, denominada mexicana, que ya se estudia en Guadalajara, o si se incrementa la presencia de las variantes inglesa, sudafricana o la brasileña.

En entrevista con El Sol de México, Roberto Gutiérrez dijo que hasta ahora calcular las proyecciones de mortalidad sigue siendo muy complicado a partir de los datos oficiales.

Indicó que desde el mes de abril que empezaron a aplicar su modelo se han tomado en consideración las múltiples rectificaciones por diversos investigadores: desde Raúl Rojas, de la Universidad Libre de Berlín, que les aplica un factor de expansión de 2.5, hasta el Instituto de Estadística y Geografía (Inegi), que lo baja a 1.56.

Es por ello que el modelo Gompertz, utilizado en la UAM, recurre a las cifras oficiales de tasa de letalidad, es decir, “el coeficiente acumulado fallecimientos/contagios que en general ha tendido a bajar rápido en el resto de países, pero lo ha hecho a un ritmo pasmosamente lento en el nuestro”.

A partir de ese escenario, Gutiérrez Rodríguez afirmó que la estrategia con que México enfrenta la pandemia “demanda más que nunca un golpe de timón”.

Dijo no creer en la inmunidad de rebaño, cuando 70 por ciento de la población ha tenido contacto con el virus, pero hasta ahora los ensayos clínicos han demostrado la alta posibilidad de recontagio.

Indicó que la disponibilidad de las vacunas, si se trata o no de las que tienen dos dosis y la velocidad de su aplicación en la población van a impactar en la proyección de la meta, por que aseguró que mantener la sana distancia, el uso del cubrebocas y el lavado constante de manos serán medidas con las cuales la población deberá contribuir para reducir los contagios y la letalidad del virus.

El especialista explicó que trabajan en la posibilidad de presentar una corrida del modelo en el caso de la Ciudad de México, que contribuye con 26 por ciento de los casos de coronavirus, no obstante tener apenas nueve por ciento de la población nacional.

El investigador dijo que en este nivel de la pandemia “la salud de la Ciudad de México debe ser de interés nacional”.

Aunque refirió que la letalidad es menor a otras entidades, ello se debe a que aquí se ubica el mayor complejo hospitalario del país.

Agregó que si a los casos de contagio se suman los que se generan en los municipios conurbados del estado de México, Puebla, Morelos e Hidalgo, la zona metropolitana aporta 45 por ciento total de la epidemia.

Al hacer referencia a la reapertura económica dijo que el nivel de contagios se puede agravar dependiendo el ritmo de apertura. “Podría ser irreversible debido a las presiones de los propietarios de comercios y los oferentes de diversos servicios, lo mismo formales que informales ante la ausencia de apoyos de todo tipo”.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top