You Are Here: Home » Internacionales » Lo peor aún no llega por ola de calor en Europa

Lo peor aún no llega por ola de calor en Europa

Incendios forestales arrasaban áreas de la región española de Cataluña y las autoridades francesas activaron por primera vez en el país de una alerta roja por calor en cuatro departamentos del sureste del país, donde se puede llegar hasta los 45 grados, en momentos en que grandes áreas de Europa occidental sufrían por una aplastante ola de calor.

La alerta roja en los departamentos francesas de Gard, Vaucluse, Hérault y Bouches du Rhône es consecuencia de unas temperaturas que podrían superar el tope histórico en el país, los 44.1 grados centígrados que se registraron en las localidades de Saint-Christol-lès-Alès y Conqueyrac, en esa misma zona, en agosto de 2003.

Las temperaturas ascendieron a los 44 grados centígrados en partes del norte de España y el sur de Francia, lo que llevaba a más personas a buscar alivio en las orillas de mares, lagos, ríos, fuentes y piscinas.

Bomberos españoles trataban de contener las llamas por un incendio forestal que ha destruido casi cinco mil 500 hectáreas en la provincia catalana de Tarragona, en el norte del país. Advirtieron que el área afectada podría extenderse por efecto del intenso calor y de los vientos.

Se trata del peor incendio forestal en asolar Cataluña en unos 20 años, de acuerdo al Gobierno regional.

Las autoridades francesas elevaron sus restricciones sobre el consumo de agua en algunas ciudades, también extendieron las restricciones a los vehículos -tras medidas tomadas ya en París y Lyon- a las ciudades de Marsella y Estrasburgo, en un esfuerzo por reducir la contaminación del aire.

Algunas escuelas aplazaron los exámenes de verano y partes del norte de Francia quedaron bajo una alerta por sequía, lo que implica límites al consumo de agua de empresas, agricultores y residentes.

El diario Midi Libre reportó que tres personas murieron en playas del sur de Francia esta semana en lo que va de esta semana debido al calor.

Alemania disfrutaba el jueves de una breve pausa del calor asfixiante. La temperatura en Berlín descendió a 21 grados centígrados, luego de alcanzar el miércoles 37 grados.

En Italia se esperan temperaturas superiores a los 40 °C, en particular en el centro y el norte de la península.

El ministerio italiano de Salud decretó para una alerta roja canícula en seis ciudades, incluyendo Roma y Florencia. A la lista se añadirán otras 16 localidades ayer.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top