You Are Here: Home » locales » La Santa Cruz, de los festejos más arraigados

La Santa Cruz, de los festejos más arraigados

Adornar una cruz de madera con flores, llevarla a bendecir, colocarla en la obra y preparar una buena comida es una de las tradiciones más arraigadas del pueblo mexicano para conmemorar el Día del Trabajador de la Construcción que exalta a la Santa Cruz como instrumento de salvación y signo palpable con el que Jesús quiso mostrar el amor a toda la humanidad.

Como cada año, las obras en construcción se ponen de fiesta para conmemorar la fecha y reunir en una celebración religiosa y tradicional, a los ingenieros, albañiles, arquitectos y operadores, quienes en torno a la cruz, festejan el trabajo y la entrega que cada uno hace en la actividad que realizan.

“La construcción no deja de ser una actividad humana en la que entregan la vida y Jesús entregó su vida en la cruz, por lo cual, la cruz está asociada al trabajo y representa el signo de victoria, de fiesta y alegría y el trabajo se convierte en signo de santificación”, afirmó el Vocero de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril.

La fiesta que los mexicanos conmemoramos se unificó con la exaltación de la Santa Cruz, la cual responde a los primeros evangelizadores quienes al llegar a nuestras tierras, acostumbraban colocar algunas cruces en las nuevas construcciones de iglesias, conventos y monumentos, esta acción se complementó con el toque colorido y festivo que los habitantes otorgaron, al incluir listones y flores para adornarlo.

Actualmente es el maestro de obra o el arquitecto el encargado de organizar la fiesta del 3 de mayo, donde los trabajadores de la construcción elaboran una cruz que adornan con flores para que los proteja durante el resto de la obra.

Es al mediodía cuando se realiza un convivio en la misma obra, donde los albañiles y la gente responsable de la construcción conviven con una comida que está encabezada por arroz, frijoles, carnitas, barbacoa y mole, que disfrutan acompañado por una cerveza bien fría.

Con ocasión de la fiesta de la Santa Cruz, el vocero de la Diócesis, hizo un llamado a los trabajadores de la construcción para fijar su mirada en Cristo, consagrándole su familia y trabajo.

“Recuerden que tener trabajo es una grande bendición y que en este ejercicio diario, además del sustento personal, tienen la oportunidad de encontrar su santificación”, agregó.

Por último, recordó que el 3 de mayo también se celebra la Exaltación de la Cruz, fiesta que conmemora tres acontecimientos: el hallazgo de la verdadera Cruz, hecho por Santa Elena, madre del Emperador Constantino; la dedicación de iglesias construidas por el soberano en el sitio del Santo Sepulcro y el Monte Calvario y la restauración de la Vera Cruz en Jerusalén por el Emperador Heraclio II.

En nuestra ciudad es el Templo de La Cruz quien conmemora esta festividad con un desfile de danzas y una solemne celebración eucarística, que es presidida por el obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top