You Are Here: Home » Internacionales » La “peligrosa” pluma del periodista saudí Jamal Kashoggi que provocó su desaparición

La “peligrosa” pluma del periodista saudí Jamal Kashoggi que provocó su desaparición

El pasado 2 de octubre, el periodista saudí Jamal Khashoggi, colaborador de The Washington Post, entró al consulado del reino en Estambul, Turquía, para recoger unos documentos que necesitaba para poder casarse con su novia turca, Hatice, quien se quedó esperando fuera del edificio. Desde entonces, no se tiene noticia del paradero de él.

La “desaparición” estaría motivada porque Jamal es un crítico de la monarquía de Arabia Saudita, especialmente con el príncipe heredero Mohamed Bin Salman, por lo que tuvo que irse a vivir a Estados Unidos desde 2017, y también ha escrito sobre de la intervención del reino en Yemen.

Khashoggi escribe una columna para la sección de Opiniones Globales de The Washington Post desde el año pasado.

Lee también: Policía allana oficinas del sitio web The Quint en India
Karen Attiah, editora de Khashoggi para el rotativo, señaló que el periodista lamentaba que la represión de Arabia Saudita se estaba volviendo insoportable hasta el punto de su decisión de abandonar el país y vivir en el exilio en Washington.

“Hemos estado enormemente orgullosos de publicar sus escritos”, dijo Hiatt.

Tras su desaparición, The Washington Post publicó algunas de sus colaboraciones.

Una de ellas es “Arabia Saudita no siempre fue tan represiva. Ahora es insoportable”, publicada el 18 de septiembre de 2017, en la cual señala:

Cuando hablo del miedo, la intimidación, los arrestos y la vergüenza pública de intelectuales y líderes religiosos que se atreven a decir lo que piensan, y luego les digo que soy de Arabia Saudita, ¿están sorprendidos?

Con el ascenso al poder del joven príncipe heredero Mohammed bin Salman, prometió un abrazo a la reforma social y económica. Él habló de hacer que nuestro país sea más abierto y tolerante y prometió que abordaría las cosas que frenan nuestro progreso, como la prohibición de conducir a las mujeres.

Pero todo lo que veo ahora es la reciente ola de arrestos. La semana pasada, aproximadamente 30 personas fueron detenidas por las autoridades, antes de la ascensión del trono al príncipe heredero. Algunos de los arrestados son buenos amigos míos, y el esfuerzo representa la vergüenza pública de intelectuales y líderes religiosos que se atreven a expresar opiniones contrarias a las de los líderes de mi país…

Fue doloroso para mí hace varios años cuando varios amigos fueron arrestados. No dije nada. No quería perder mi trabajo o mi libertad. Me preocupaba mi familia.

He hecho una elección diferente ahora. He dejado mi hogar, mi familia y mi trabajo, y estoy levantando la voz. Hacer lo contrario traicionaría a los que languidecen en la cárcel. Puedo hablar cuando tantos no pueden. Quiero que sepas que Arabia Saudita no siempre ha sido como es ahora. Los saudíes merecemos algo mejor.

La última colaboración fue el pasado 11 de septiembre con el título: “El príncipe heredero de Arabia Saudita debe devolverle la dignidad a su país, poniendo fin a la cruel guerra de Yemen”.

Se espera la peor noticia, su muerte
Arabia Saudita argumenta que el periodista salió del consulado, mientras Turquía insiste en que nunca se retiró de allí, incluso su prometida aseguró haberlo esperado en la entrada.

La semana pasada, amigos de Khashoggi aseguraron tener la certeza de que el periodista fue asesinado en el consulado e incluso de que su cadáver fue descuartizado y sacado en maletas, pero el Gobierno turco no ha comentado oficialmente esas acusaciones y Riad las niega.

De acuerdo a The Washington Post, el Gobierno turco habría informado a las autoridades de Estados Unidos de que disponía de grabaciones de vIdeo y audio que demostrarían que el periodista fue asesinado en el consulado.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top