You Are Here: Home » Nacionales » La militancia castigó al PRI. Esa es la verdad: Arturo Montiel

La militancia castigó al PRI. Esa es la verdad: Arturo Montiel

Rosamaría Coyotecatl

La militancia castigó al PRI. Esa es la verdad. “Los militantes nos dieron la espalda, primero por la lejanía y, segundo, porque los candidatos no fueron los idóneos”, de ahí los resultados adversos en la elección presidencial y en las votaciones a diputados federales y senadores de julio pasado, reconoció el exgobernador mexiquense Arturo Montiel Rojas.

Justo en el 90 aniversario del Partido Revolucionario Institucional, Montiel hace una reflexión sobre la condición actual del tricolor, la cual, admite, no es la más favorable. Advierte la existencia de una crisis interna, porque -insiste- hay mucha gente descontenta con el manejo del partido.

No es nada fácil. El daño ha sido muy fuerte, y debo decir, nosotros los priistas, somos quizás los mismos culpables, de lo que está pasando ahora

Exdirigente del tricolor a nivel estatal en dos ocasiones y con varias incursiones en el Comité Ejecutivo Nacional, Arturo Montiel sabe de lo que habla.

Acusa que el PRI perdió a muchos de sus militantes porque perdió su identidad como partido promotor de las causas ciudadanas; perdió su origen como partido de eminente raíz popular; perdió legitimidad y cercanía con la gente por postular a candidatos desconocidos por la militancia y, además; perdió a una gran franja del electorado por el bajo desempeño de los gobiernos encabezados por el partido.

¿Y es posible recuperarse de esta derrota?, ¿Tiene futuro el PRI?

-El PRI puede aspirar a volver a ser un partido competitivo si lleva a cabo una profunda y radical transformación, que sea del tamaño de la crisis en que hoy está inmerso. Y ello implica dejar a un lado la autocomplacencia y la simulación para construir el partido que nuestra militancia necesita.

La reforma del PRI no debe ni puede ser sólo de forma, debe ser una reforma de fondo que surja de abajo hacia arriba, que ponga a los militantes en el centro de las transformaciones. Sin la voz y la participación decidida de la militancia, será imposible construir el partido que hoy México necesita: un partido incluyente, democrático y cercano a la sociedad.

¿Es posible reconstruir y fortalecer al PRI rumbo a la elección interna de 2021?

-No hay que perder de vista que antes de las elecciones intermedias de 2021, entre este año y el año próximo habrá comicios locales en nueve estados del país.

Adicionalmente, en 2021 estarán en juego 14 gubernaturas, ocho de ellas actualmente gobernadas por el PRI. Ese es el tamaño del reto.

El PRI apenas cuenta con tiempo para renovar a la Dirigencia Nacional y emprender los cambios subsecuentes en el nivel estatal y municipal, y llegar al núcleo básico de la estructura partidista, que es el comité seccional.

¿La próxima renovación de la dirigencia nacional del PRI puede fracturar aún más al tricolor?

-Necesitamos ir a un proceso ejemplar en el que las bases decidan de manera libre, abierta y transparente.

Así se ha manifestado el Consejo Político Nacional, recogiendo el justo reclamo de la militancia Nacional. Yo diría que para ello habrá que generar condiciones de absoluta equidad y apego a la legalidad, mismas que pudiera garantizar el Instituto Nacional Electoral.

Pero, sin duda, la condición básica es que quienes participen como candidatos en esta elección de la dirigencia lo hagan poniendo por encima de su legítima aspiración, la unidad y la cohesión interna de nuestro Instituto Político. Porque como lo ha demostrado nuestra historia reciente, si de este proceso salimos divididos y fracturados, entonces no habrá futuro para el Partido.

Montiel insiste que sería una garantía que el Instituto Nacional Electoral esté presente en cada paso que se dé en esta renovación. “Si queremos que las cosas salgan bien, tenemos que pedir la presencia del INE. Si queremos reglas claras, debemos saber cuáles serán, pero, fundamentalmente, que esas reglas, sean las que sean, se respeten para todos. Que no haya señalamientos ni apoyos para un solo lado y los demás se encuentren desprotegidos; es decir, que quienes aspiren a encabezar el CEN de nuestro partido, vayan en igualdad de condiciones y circunstancias”.

Confía en que, si bien no será nada fácil, el PRI puede resurgir como un ave fénix y volver a ser un partido fuerte, como siempre lo han sido, pero es primordial que todos se unan de verdad, porque “sin unidad no vamos a ningún lado”.

Recuerda que después de la pasada debacle, les comentó a muchos de sus compañeros priistas que no debían llorar como menores, lo que no supieron defender como mayores. “Eso somos los priistas, los que obviamente sentimos la pérdida del poder en todos los órdenes, porque, como nunca, ahí está el diagnóstico que hizo la Comisión que para tal efecto creo el Consejo Político Nacional, donde hay datos reveladores de cómo nos alejamos del pueblo, de cómo nos alejamos de los sectores y de las organizaciones del partido, de nuestros militantes, de nuestros liderazgos tradicionales, de los nuevos liderazgos emergentes, que están por todos lados de nuestro territorio nacional”.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top