You Are Here: Home » Internacionales » Italia ofrece al turismo islas inmunizadas

Italia ofrece al turismo islas inmunizadas

El Gobierno italiano planea inmunizar con la vacuna del coronavirus a los residentes en algunas de sus islas más apreciadas para atraer al turismo de cara a la temporada estival, confirmó hoy el ministro de Turismo, Massimo Garavaglia.

«Hay un debate abierto para crear métodos de circulación simples y seguros, la dirección me parece bastante clara», afirmó Garavaglia en el programa televisivo «Omnibus», respondiendo con un «sí» a la pregunta de si pretende ofrecer islas libres de covid en verano.

El ministro explicó que la intención es seguir el modelo de Grecia, otro importante destino turístico del Mediterráneo, y vacunar a las poblaciones de las consideradas «islas menores» italianas para ofrecer destinos turísticos inmunizados y, por lo tanto, seguros.

Se trata de unas 35 islas a las que cada año antes de la pandemia llegaban turistas de todo el mundo para disfrutar de sus playas, su gastronomía y su patrimonio, como Capri o Ischia, en el Golfo de Nápoles (sur), la toscana Elba o la de Ponza (centro).

El plan de vacunación de estas islas, solo las que tengan un hospital adecuado, debería comenzar a finales de abril con el remedio monodosis de Johnson & Johnson, adelanta el diario «Il Messaggero».

Por su parte la región de Campania (sur), con capital en Nápoles, ha dispuesto acelerar las inyecciones en sus islas más apreciadas, Ischia, Procida y Capri, y otras metas turísticas de su litoral, como la exclusiva costa Amalfitana.

Capri, con 7.000 habitantes, permite desde hace una semana la vacunación de mayores de 16 años para ofrecerse como una opción «segura para todos, residentes, trabajadores y visitantes».

La decisión del gobernador de Campania, Vincenzo De Luca, suscitó críticas de otros municipios italianos pero desde su Gobierno las consideran ataques «ideológicos» y creen que inmunizar las islas y seguir como destinos turísticos supondrá beneficios para toda la región.

Su vicepresidente, Fulvio Bonavitacola, recordó que estos lugares, sus hoteles y restaurantes «suponen trabajo para decenas de miles» de personas, muy penalizadas por este último año de restricciones.

Desde el ayuntamiento de Ischia, donde viven unas 20.000 personas, alegaron que «la inmunización de las islas menores conllevaría beneficios a todo el territorio regional y nacional».

PIDEN UNA POSICIÓN EUROPEA PARA GESTIONAR EL TURISMO

Esta misma semana, Massimo Garavaglia afirmó que la Unión Europea debe acordar un plan de gestión del turismo para este verano y aprobar cuanto antes el certificado digital de vacunación.

«Necesitamos llegar cuanto antes a la aprobación de este ‘pasaporte sanitario’, los tiempos son fundamentales porque el verano está al llegar», dijo Garavaglia en un encuentro virtual con la prensa extranjera en Roma.

Garavaglia afirmó que prefiere llamarlo «salvoconducto», porque no será un pasaporte que discrimine a nadie que no esté vacunado, pues el resto podrán volar con una prueba anti-covid.

Preguntado por si la cuarentena de cinco días que el país ha impuesto para los ciudadanos que lleguen de la UE hasta el 30 de abril desincentiva el turismo, el ministro ha señalado que cada país está adoptando las medidas que considera más oportunas y «esto pasa porque no hay una posición común europea».

También se ha referido al hecho de que actualmente haya nueve regiones italianas en confinamiento y el resto estén en la llamada «zona naranja», nivel medio de restricciones.

El Gobierno intenta «equilibrar seguridad sanitaria y economía», pero si los contagios disminuyen se podrán abrir las actividades que están cerradas, como bares y restaurantes (que solo pueden vender comida para llevar o a domicilio), o cines, teatros, gimnasios y polideportivos, ha dicho.

«La prioridad ahora es vacunar primero a los colectivos de riesgo y después seguir a buen ritmo con el resto de la población para llegar cuanto antes a la inmunidad de grupo», dijo, al tiempo que recordó que Italia se ha fijado como objetivo que el 80 % de la población esté vacunada para septiembre.

Consideró fundamental que el Ejecutivo italiano diseñe cuanto antes un plan de aperturas, con fecha concretas, que den seguridad y certidumbre al turismo e indiquen las condiciones de viaje.

«Nuestros competidores se están organizando. (…) Hay que dar fechas concretas, porque -si no- el cliente reserva en otros sitios», apuntó.

«La situación es dramática para el sector (que representa alrededor del 13 % del producto interior bruto), pero se puede recuperar ya desde este verano», añadió.

La Unión italiana de cámaras de comercio estima que el sector del turismo ha perdido 53.000 millones de euros en 2020 como consecuencia de las medidas de contención del coronavirus.

Crean falsa página web de belleza para ayudar a mujeres agredidas

Belleza

Preocupada por el aumento de la violencia doméstica durante el confinamiento por la pandemia, Krysia Paszko, una polaca de 18 años, creó un sitio web que parece una tienda de productos de belleza, pero que, en realidad, ofrece ayuda discretamente a las víctimas.

«La inspiración de esta idea viene de Francia, donde, cuando vas a la farmacia y pides la mascarilla número 19, puedes indicar que eres víctima de un abuso», declaró, en una entrevista con la AFP, este estudiante de liceo de Varsovia.

La joven estima que Polonia necesita también una especie de código durante la pandemia, cuando familias permanecen encerradas 24 horas bajo el mismo techo, con importantes riesgos de estrés y de violencia.

Durante el primer confinamiento, el Centro para los Derechos de las Mujeres, una oenegé polaca, registró un aumento del 50% de las llamadas a su número de emergencia que ofrece apoyo en caso de violencia doméstica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también actúa un aumento de este tipo de agresiones en Europa.

Krysia Paszko creó su tienda Rumianki i Bratki (Camomilas y Pensamientos) en Facebook en abril de 2020.

Con fotos de jabones de lavanda y mascarillas de salvia, la falsa tienda parece real.

Pero en lugar de vendedores, al otro lado de la pantalla hay un equipo de psicólogos voluntarios del Centro para los Derechos de las Mujeres.

«Si alguien realiza un pedido y da su dirección, eso es una señal para nosotros de que necesita que la policía actúe de inmediato», explica la joven.

Quienes únicamente quieren hablar, pedirán más información sobre un producto y los psicólogos les harán más preguntas en clave: «¿Cómo reacciona la piel de la persona al alcohol?» o «¿Necesita realmente cosméticos para niños?».

– «VIGILADA CONSTANTEMENTE» –

El equipo ha ayudado hasta ahora a unas 350 personas, proponiéndoles sobre todo asesoría jurídica gratuita y planes de acción.

Paszko señala que «cuantas más restricciones hay, cuanto más difícil es irse de casa e incluso ir a ver a un amigo», más gente les escribe.

«Y, a menudo, los agresores se vuelven más activos cuando el período es difícil, cuando hay más contagios, más restricciones, más miedo a la pandemia», afirmó.

La mayoría de las personas que los contactan son mujeres de menos de 30 años. El abuso puede ser físico o psicológico, por parte de una pareja o de un progenitor.

Entre el 10% y el 20% de los casos dieron lugar a una llamada a la policía.

«Recuerdo una joven que estaba tan vigilada constantemente por su pareja que solo podía escribirnos cuando bañaba a su hijo», explica Paszko.

La mujer ya había intentado dejar la relación, pero su pareja, alcoólico y agresor, se negaba a marcharse.

Gracias a la intervención de su equipo, la policía llegó y «le devolver las llaves, informándole de las consecuencias si volvía», indicó Paszko. «Por suerte, fue el fin de la violencia».

– CONVENCIÓN DE ESTAMBUL –

Por sus esfuerzos, Paszko obtuvo el premio a la solidaridad civil de la Unión Europea (UE), una recompensa de 10.000 euros (casi 11.900 dólares) para iniciativas vinculadas al covid.

La joven lamenta que Polonia «ignore un poco y deje de lado» el problema de la violencia doméstica. «Se necesita un apoyo adicional del gobierno».

El partido nacionalista conservador Ley y Justicia, en el poder, quiere retirar a Polonia de la Convención de Estambul, un tratado internacional para proteger a las mujeres de la violencia machista.

En 2020, el ministro de Justicia anunció que lanzaría el proceso de retirada del tratado, al considerar que contiene disposiciones que socavan los valores conservadores sobre la familia.

A pesar de las protestas en Polonia y en el extranjero, el proceso continúa.

El proyecto, que debate el parlamento a iniciativa de la organización ultraconservadora Ordo Iuris, propone una nueva convención que prohíbe el aborto y el matrimonio homosexual.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top