You Are Here: Home » Internacionales » Hombres armados secuestran 317 niñas en escuela de Nigeria

Hombres armados secuestran 317 niñas en escuela de Nigeria

Este viernes, la policía del estado de Zamfara informó que 317 estudiantes fueron secuestradas por hombres armados el noroeste de Nigeria y precisó que se lanzó una operación de rescate para encontrarlas.

«La policía de estado de Zamfara y el ejército lanzaron una operación común para dar auxilio a las 317 estudiantes secuestradas por bandidos armados en el pensionado de chicas de Jangebe», informó el portavoz de la policía Mohammed Shehu, en un comunicado.

A la 01H00 de la madrugada, hombres armados llegaron en un auto al centro de enseñanza, situado en el estado de Zamfara, e invadieron la residencia de estudiantes. Se fueron de allí con centenares de chicas jóvenes a pie, según las autoridades locales.

Un equipo de las fuerzas de seguridad «fuertemente armado fue enviado a Jangebe para apoyar la operación de rescate en curso en el lugar al que habrían sido llevadas las alumnas», agregó el portavoz de la policía.

Este secuestro es el último de una serie de secuestros de adolescentes perpetrados en el noroeste de Nigeria por grupos criminales, denominados «bandidos» en la jerga local, que aterrorizan a la población, roban ganado y saquean aldeas.

Un profesor, que no quiso revelar su identidad, había afirmado previamente que «más de 300 jóvenes están desaparecidas».

Según otro profesor, 600 adolescentes se encontraban en los dormitorios colectivos durante el ataque y que solo «unas cincuenta fueron halladas». Precisó que las chicas que no aparecieron pudieron haber sido secuestradas o haberse escapado.

Este secuestro es el último de una serie de hechos similares perpetrados en el centro y noroeste de Nigeria por grupos criminales que aterrorizan a la población, roban ganado y saquean los pueblos.

ESCALADA

La semana pasada unas 40 personas (entre ellas 27 estudiantes) fueron secuestradas en Kagara el estado de Níger, en el centro oeste de Nigeria, y 344 adolescentes habían sufrido la misma suerte a principios de diciembre en Kankara, en el estado de Katsina.

En el más reciente de los casos, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, lanzó una operación de rescate y actualmente están en curso negociaciones con los secuestradores, pero los rehenes aún no han sido liberados.

En el caso de los adolescentes de Kankara, fueron liberados tras una semana de cautiverio y negociaciones entre las bandas y los gobiernos locales.

El secuestro causó conmoción mundial y trajo a la memoria el de más de 200 niñas por parte de Boko Haram en Chibok (noreste), en 2014.

Estas bandas criminales están impulsadas por la codicia, pero algunas tienen vínculos con grupos yihadistas presentes en el noreste, a unos cientos de kilómetros.

Se ocultan a menudo en el bosque de Rugu, que abarca cuatro estados: Katsina, Zamfara, Kaduna y Níger.

Desde hace años, practican secuestros a cambio del pago de un rescate, atacando pueblos o autobuses en cruces carreteros. Pero en los últimos meses han multiplicado los ataques contra las escuelas.

Para estos grupos, «el medio más simple ahora de conseguir dinero del gobierno es secuestrar estudiantes», afirmó Idayat Hassan, directora del Centro para la Democracia y el Desarrollo, tras el secuestro de Kagara.

«El gobierno debe garantizar la seguridad de las escuelas de manera urgente (…), porque en caso contrario los secuestro de Chibok (…) y Kankara alentarán a otros a actuar peor», agregó en ese momento.

La violencia criminal de estos grupos ha dejado más de 8.000 muertos desde 2011, y ha forzado a más de 200.000 personas a huir de sus casas, según un informe del grupo de reflexión del International Crisis Group (ICG) publicado en mayo de 2020.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top