You Are Here: Home » Nacionales » Fonden se extingue hasta el 31 de diciembre

Fonden se extingue hasta el 31 de diciembre

Foto: Javier Chávez

Por Juan Pablo Reyes / El Sol de México

Los estados de Tabasco, Chiapas y Veracruz, afectados por inundaciones antes las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días, tendrán un apoyo mixto, dividido entre el presupuesto de diversas secretarías de Estado y recursos del todavía existente Fonden. Hasta ayer, dichas entidades reportaban 325 mil damnificados.

Será hasta el 31 de diciembre la fecha límite en que los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias, denominado comúnmente como Fondo de Desastres Naturales (Fonden), puedan seguir siendo utilizados ante una declaratoria de emergencia ya sea por huracanes, lluvias, sismos o algún otro siniestro, según el decreto de extinción del fondo.

Para 2020 se asignaron tres mil 800 millones de pesos al fideicomiso, uno de los 109 eliminados semanas atrás por Morena y aliados en el Poder Legislativo.

Junto al dinero aún disponible del Fonden, el Gobierno federal transferirá recursos a través de sus diversas secretarías para apoyar a la población damnificada.

Una vez pasado el último día de diciembre, e iniciando el próximo ejercicio fiscal, será cuando se ponga en marcha un nuevo método que apruebe el Congreso.

“A partir del 1 de enero de 2021, el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales no asumirá compromisos adicionales a los adquiridos previamente, salvo los relativos a los gastos de operación, y únicamente podrán llevarse a cabo los actos tendientes a su extinción”, señala el decreto por el que se derogaron diversos fideicomisos y fondos publicado en el Diario Oficial de la Federación.

La tarde de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una reunión en Palacio Nacional con los gobernadores de Tabasco y Chiapas e integrantes de su gabinete con el objetivo de crear un plan integral que evite inundaciones como las que actualmente se viven en esa región del territorio nacional.

Además de los mandatarios estatales Adán Augusto López y Rutilio Escandón, en el encuentro estuvieron presentes las cabezas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las secretarías de Bienestar, Desarrollo Urbano, Marina y Defensa Nacional, entre otros.

En la reunión se revisó la compra de dragas para desazolvar los ríos y ampliar los cauces, entre otras medidas para enfrentar las inundaciones en estas zonas.

NO HACE FALTA: AMLO

Horas antes, el Presidente López Obrador aseguró que el Fonden era un hoyo de corrupción y que no hace falta para atender las inundaciones en Tabasco, Chiapas y Veracruz pues, dijo, el presupuesto del Gobierno es suficiente.

“¿Para qué es el Gobierno?, pues para ayudar al pueblo y para ayudar a quien está padeciendo de una desgracia, ayudar a los pobres, el presupuesto es para eso y tenemos afortunadamente recursos para atender. No hace falta que este fideicomiso que se maneje independiente, sin transparencia, para que se roben el dinero”, sentenció.

En conferencia de prensa, López Obrador acusó que en administraciones pasadas, cuando existían emergencias en algún estado de la República por desastres naturales, el Fondo para la Atención de Emergencias era un foco de corrupción y desvío de recursos públicos.

“El famoso Fonden era un hoyo negro de corrupción. Había la práctica de que en un caso de inundación se solicita de parte del gobierno estatal que se declarara una emergencia porque eso implicaba mandar dinero y comprar sin control enseres a precios elevadísimos, ahora cada dependencia maneja su presupuesto, afortunadamente hay finanzas sanas”, explicó.

El famoso Fonden era un hoyo negro de corrupción

Andrés Manuel López Obrador / Presidente de México

Además, el presidente de la República dijo que se apoyará a los damnificados en tres etapas que consisten en dar protección, refugio y alimentos, entregar recursos a los afectados así como un plan integral para el desazolve de ríos, control de presas, desarrollo urbano y bienestar.

Por la tarde, López Obrador se reunió con el director de CFE, Manuel Bartlett, y el gobernador de Tabasco, Adán Augusto. Tras el encuentro, ambos cruzaron señalamientos por la responsabilidad de las inundaciones.

Al salir de Palacio Nacional, Bartlett dijo que le daba risa una posible demanda del gobierno de Tabasco por el presunto mal manejo en el desfogue de la presa Peñitas, lo que habría ocasionado la inundación en la entidad del sur.

Como respuesta, Adán Augusto calificó de cínico al director de la Comisión Federal de Electricidad.»Vaya cinismo para esconder la irresponsabilidad de Manuel Bartlett y de los funcionarios de la CFE; primero Bartlett confiesa que cometieron un error de cálculo en la operación de la presa Peñitas y por ello se inundaron Nacajuca, Jalpa y Cunduacan» escribió el gobernador en su cuenta de Twitter.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top