You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q «Tres Pesos»

Expediente Q «Tres Pesos»

Las redes sociales están como diría el clásico “En la plenitud del pinche poder” y como todo, lo que las redes tocan, ahora viene el revire y el arrepentimiento de quien por ser exhibida en redes sociales ahora pide u ofrece disculpas, después de los actos evidenciados ante los ojos de los internautas.

Me refiero a “Lady Tres Pesos” así llaman las redes a las mujeres que cometen algún exabrupto y dejan mostrar su poca o nula educación; Lady Tres Pesos, viene a apuntar a ánimos social del clasicismo y de la “pequeña burguesía” y es que en el reciente capítulo, se refiere a un vigilante de una tienda de autoservicio, que no le permitió la entrada, y es que iba con una menor de edad y de una manera despectiva, le dice “como con tus botitas” “con tu uniforme” “has de ganar tres pesitos” y quién me va a pagar a mí los cinco pesos del estacionamiento; la Lady tres pesos también, le sugiere al trabajador que vaya a su casa a comer chicharrón en salsa verde, después de ser exhibida públicamente y perder su empleo, como corredora de bienes raíces, la dama pierde su fuente de ingresos y además es reconvenida para no poder trabajar en ninguna oficina dentro de México, de la trasnacional que le quitó el sustento gracias a un mal momento; la poca educación de Lady Tres Pesos, la convierte también en víctima de su propio veneno que lanzó y es que la redes sociales, en la plenitud de su poder, la exhibieron y sacaron sus datos personales, inmediatamente hubo un juicio abreviado, no como los del nuevo sistema de justicia penal; este fue más certero, fue más inquisidor y fue implacable.

Las redes sociales serán un factor determinante de cara al 2021 y no precisamente para decisiones acertadas, los políticos le comienzan a temer a los juicios sumarios del pueblo y son el “espejito” que les dice todos los días quién es el más bonito, del reino.

DE REBOTE

Organizadores de eventos y antreros salen a manifestarse con el argumento de “morir de hambre” y se entiende pero tampoco se puede banalizar con el argumento que prefieren morir de Covid-19 a morir de hambre. Nadie debería perder la vida, ese es el dilema.

Adán Olvera

[email protected]

@adanolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top