You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q «Tarea»

Expediente Q «Tarea»

La legislatura en Querétaro cumplió y el dictamen para la creación de la Guardia Nacional quedó aprobado y la entidad se convirtió en la sexta en hacerlo, para dar paso al ente que se supone acabará con la violencia y traerá la pacificación de México.

Muchos intentos se han hecho para acabar con la violencia, ya pasamos por la creación de la Policía Federal, Policía Federal Preventiva, Gendarmería y ahora vamos por la Guardia Nacional; los estados de la república y sus gobernadores están dando el apoyo al presidente de México, aunque cada gira de trabajo de Andrés Manuel López, casualmente los gobernadores resultan abucheados y no hay quien pare a los “inconformes”.

La Guardia Nacional, combatirá a los delincuentes en el esquema de la 4T. Paz en el país sin uso de la fuerza y con el ejemplo de la honestidad; la violencia en México es un asunto de pesos y centavos, es un negocio que produce todos los días espectaculares ganancias, dividendos económicos y financieros que hasta el momento no sabemos si se están combatiendo con eficacia.

Por ello varios gobernadores apoyan la creación del nuevo cuerpo de seguridad pero con sus reservas para no caer en totalitarismo; en el de caso de Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro, asegura que nombrar a un militar para encabezar la Guardia Nacional, como lo dejó entrever el presidente Andrés Manuel López, sería una forma de “darle la vuelta a la minuta” y dejar sin efecto el acuerdo para contar con un mando civil.

“Desgraciadamente en la minuta no se puso, dentro de esta modificación, que no pudiera ser un militar en retiro. Se dejó libre y fue uno de los errores que hay que aprender”.

Los vericuetos de la ley son perfectamente manejables, siempre y cuando se hagan las cosas con ese afán o de plano por errores técnicos; los legisladores queretanos subieron a la tribuna con la intención de expresar sus puntos de vista pero solamente fue eso, una expresión ya que el dictamen se aprobó tal cual.

DE REBOTE

Ningún delito que perseguir en el caso del queretano Ricardo Anaya, ni los empresarios presuntamente involucrados, ni el clásico “usted disculpe”. Enlodar sirvió mucho a los adversarios. Los mexicanos nos quedamos como siempre sin explicaciones.

Adán Olvera

[email protected]

@adanolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top