You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q «Sin límites»

Expediente Q «Sin límites»

Hay hombres que cuando llegan a posiciones de poder simplemente se pierden y son capaces de cometer y declarar estupideces.

Hay un gran riesgo ante los autollamados progresistas. Y es que pueden creer lo que gusten sobre teorías de conspiración internacional y global, pero lo que no pueden hacer es poner en riesgo a sus gobernados, a esos mismos que hoy se llenan la boca llamándolos pueblo.

Aristóteles aseguraba que las revoluciones eran causadas sobre todo por la intemperancia de los demagogos; el contenido de esa “intemperancia” fue el odio contra los ricos.

Los populistas de América Latina son especialistas en llevar al pie de la letra esto y hostigan a “los ricos”, los acusan de todo y les ponen sobrenombres como “fifís” por ejemplo; también se rodean de “empresarios patrióticos” que apoyan al régimen y los sacan en el momento preciso para apoyar su discurso y sus medidas.

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, es un claro ejemplo de la incongruencia: miembro de la plutocracia y succionador de la ubre gubernamental, salvó la vida gracias a los “apoyos” que obtuvo desde el gobierno de Enrique Peña Nieto, que hoy le permiten tener una prótesis después de sufrir una amputación de pierna por su mala disciplina para llevar la diabetes.

Hoy asegura que es pobre, cuando su declaración de bienes lo muestra como propietario de importantes bienes inmuebles y de negocios familiares; recientemente tuvo la desfachatez de decir que «la mayoría son gente acomodada, ¿sí lo saben o no? Si ustedes son ricos tienen el riesgo, si ustedes son pobres no. Los pobres estamos inmunes”.

Se refería a contagiarse de COVID-19 declaración por lo menos torpe, cuando proviene de un gobernante que tiene la obligación de proteger a la población y jugar con que los pobres son inmunes es una tremenda irresponsabilidad como para fincarle alguna responsabilidad, incluso penal.

Los populistas son un peligro y no es una exageración, es un temor muy fundado, la declaración y actitudes de Barbosa, son un claro ejemplo de insensatez y de estupidez, dicho con todo respeto.

DE REBOTE

Reconocerle a las autoridades de seguridad el trabajo para desarticular a una banda de malandrines que pretendían traer violencia de Guanajuato a Querétaro, eso es trabajo y sobre todo a los policías de calle no caer en tentaciones y actuar con valor.

Adán Olvera

[email protected]

@adanolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top