You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q “Regulación”

Expediente Q “Regulación”

Ante hechos espectaculares y en ocasiones lamentables que nos llegan a sorprender, queda claro que es necesario fortalecer el Estado de Derecho y la regulación en varios aspectos de la vida cotidiana y lo digo por muchas razones.

Recuerdo cuando en algunos condominios en Querétaro, los rateros le pegaron a varias familias y dejaron sus automóviles en “tabiques” fue inexplicable que burlaran la seguridad de privada y pudieran salir como la fresca mañana; de manera casi inmediata se montaron operativos de revisión de casetas de vigilancia y se revisó el registro de las empresas de seguridad privada que cuidaban los fraccionamientos y la conclusión fue que varias empresas y elementos de seguridad carecían de permisos y de capacitación para brindar el servicio.

En otros hechos lamentables jóvenes en estado de ebriedad conduciendo vehículos de motor causando accidentes y provocando la muerte de personas, de manera inmediata se intensificaron los programas de alcoholímetro y de revisión para evitar accidentes.

En otro hecho donde un guardia de seguridad de un antro privó de la vida de un balazo a un cliente por una discusión; inmediatamente se montaron operativos para revisar los antros y se descubrió la falta de regulación y control de los “sacaborrachos” de estos lugares y se intentaron implementar medidas para certificarlos.

En otro ejemplo, restaurantes que son señalados en otras entidades por presuntamente estar ligados a actividades ilícitas, son clausurados porque descubren en operativos posteriores que no cumplen con la normatividad de protección civil o con medidas de seguridad para sus clientes.

En recientes asaltos a joyerías en plazas comerciales, las autoridades descubren que los empresarios no cumplen con medidas de seguridad para operar en espacios concurridos y que además la seguridad privada goza de permisos federales pero que a su vez no se ajustan a procesos locales.

La conclusión es que la regulación y el cumplimiento del Estado de Derecho, son fundamentales para el funcionamiento de la sociedad y sus procesos; estamos en la delgada línea donde las cosas funcionan casi por usos y costumbres; normalmente se descubren las anomalías cuando las cosas han sucedido y eso no puede seguir así.

DE REBOTE

Es complicado que en una dependencia del estado se vigilen las relaciones interpersonales de los empleados porque finalmente son libres de reunirse fuera de sus horas laborales; lo que no se entiende es cómo no existe vigilancia en una área tan delicada como lo es la impartición de justicia; la situación emocional y salud mental de los empleados debería ser prioridad y tal vez sea momento de incluir eso en los exámenes de control y confianza y hasta en la “3 de 3”.

Adán Olvera

[email protected]

@aolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top