You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q “¿Mentiras?”

Expediente Q “¿Mentiras?”

En pésimo momento llega el cese del fiscal especial Para la Atención de Delitos Electorales, porque es ahora cuando más carpetas de investigación se han abierto por la presunta comisión de delitos electorales.

Mala hora porque estamos con el proceso electoral iniciado y se puede prestar a muchos malos entendidos y sobre todo una partidización del caso como nunca antes se podría ver; de hecho estamos viendo cómo los partidos opositores al partido en el gobierno, asumen posiciones de estrategia electoral sin mediar en explicaciones, sino simplemente en efectos mediáticos.

Un mal momento porque es ahora cuando más exgobernadores y expresidentes municipales están indiciados por la presunta comisión de delito electoral, seguramente como nunca antes y seguramente como nunca se había trabajado en una fiscalía de esta naturaleza, que en el pasado solamente servían de membrete y pocas veces llegaban a su conclusión en las investigaciones.

Muchos aseguran también que el queretano fiscal contra los delitos electorales, está aprovechando la ocasión para victimizarse y evadir la responsabilidad, de una presunta serie de mentiras en el caso específico de Emilio Lozoya, quien hizo pública la carta que le envió al exfiscal y en cuyo contenido, no existe ninguna amenaza o presión para que deje de investigar al ex director de Pemex.

Santiago Nieto está obligado a comprobar las amenazas que recibió y las presiones de las que fue objeto para presuntamente dejar de investigar un supuesto delito electoral que se habría cometido en la campaña presidencial del 2012.

El nuevo sistema de justicia penal, dicen los enterados es “garantista” y precisamente le tiene que garantizar a los señalados o investigados, la presunción de inocencia y ninguna autoridad puede dar a conocer identidad y mucho menos detalles de un investigación; lo que sucedió con el fiscal de delitos electorales es por demás extraño en un momento muy álgido en la política nacional.

Hay que recordar que en política nada es casual y lo que viene sucediendo juega en el proceso del 2018, por más que muchos digan que no importa y que no tiene nada que ver la campaña presidencial del próximo año; simplemente hay que analizar de dónde vienen los personajes involucrados y hacía dónde van.

Está en manos del Senado de la República aclarar este embrollo de cara a los mexicanos y no tan turbio como empezó.

DE REBOTE

Tal vez no sea hoy cuando sepamos quién ocupará la rectoría en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Puede haber continuidad del legado de Gilberto Herrera o un cambio radical, que privilegie la unidad y un estilo muy diferente al actual. La competencia es entre dos.

Adán Olvera

[email protected]

@aolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top