You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q “Indiferencia”

Expediente Q “Indiferencia”

adicciones

Las adicciones son temas que no son de interés de las autoridades en nuestro país y obviamente en Querétaro pasan los años y poco es lo que se ha hecho por los que ya son presas de ese flagelo.

Ni las desgracias provocan que se tomen medidas respecto a los centros de internamiento contra adicciones mal llamados anexos.

En Querétaro existen 90 centros de tipo residencial que presuntamente combaten las adicciones, hay actualmente cerca de 2 mil personas que tratan de rehabilitarse de alguna adicción; la gran mayoría de los que están en busca de una rehabilitación son policonsumidores (varias drogas ilegales).

Los mal llamados anexos en Querétaro, carecen de normatividad nacional y estatal, es un tema al que nadie le ha querido entrar; no existe un centro de internamiento oficial en Querétaro, todos son privados y funcionan con cuotas “voluntarias” que oscilan entre los cuatro mil y 35 mil pesos al mes, dependiendo del tipo de centro.

Estos anexos son manejados por “Padrinos”que son los dueños del negocio y casi todos son ex adictos o conocedores de los 12 pasos del programa de AA (alcohólicos Anónimos); los centros no pertenecen a los grupos oficiales de AA pero utilizan sus siglas y son llamados “Otros Esfuerzos” dentro del ambiente de la rehabilitación.

En Querétaro solamente seis centros cuentan con el aval de la Norma Oficial Mexicana NOM-028-SSA2-2009 Para la prevención, tratamiento y control de las adicciones; lo cual no significa que sea una ley o reglamento, ya que cualquier persona puede abrir un “anexo” sin que nadie le diga nada, al menos en Querétaro, solamente es cerrado un centro de estos, si al interior se comete un delito como pasó recientemente.

Las autoridades municipales desde hace años no reglamentan y no piden licencia para operar, las autoridades estatales no cuentan con una ley para poderlos normar, excepto por la ley de salubridad que los puede sancionar por faltas de higiene.

Existe desde hace más de 20 años el Fideicomiso Público 1350 que se supone es para combatir adicciones, nadie sabe cuánto dinero maneja y en qué se ha utilizado; la salud mental y las adicciones no son tema que le interesen a un gobierno, a pesar de que es el estado quien otorga las licencias a particulares para que se comercialice, transporte y venda una de las drogas por excelencia que es el alcohol.

Mañana le hablaré de los métodos para rehabilitar enfermos adictos en los anexos y cómo nadie hace nada por reglamentarlos y es que son centros donde pasa de todo.

DE REBOTE

La realidad nos superó y es más fácil andar causando polémicas por la entrada de los menores de edad a los toros que legislar sobre UBER o una Ley de Salud que aborde temas como la salud mental.

Adán Olvera

[email protected]

@aolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top