You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q «Horror»

Expediente Q «Horror»

Después de horrorizarse con los crímenes de odio en contra de mexicanos en los Estados Unidos, son varias las reflexiones que nos deben de dejar estos hechos.

Los discursos de odio solamente abonan a climas muy peligrosos y con resultados que nos obligan a reflexionar.

El otro punto es la producción y venta indiscriminada de armas en la frontera con México, especialmente los texanos que tienen una nefasta cultura del uso de armas y además las mafias que las introducen a México, sin mayor recato.

Todo esto tienen que ver con nosotros como sociedad y país y es que México, los crímenes con armas de fuego crecen y la compra de armas de manera legal por parte de empresas de seguridad y de personas en lo particular también se eleva.

La forma en la que se brinda seguridad en México, ya incluye de manera obligada la utilización de armas de fuego y es que lamentablemente quien menos imaginamos ya está armado.

Cada fin de semana en las grandes ciudades de México, existen delitos que se cometen, en los que están involucradas personas que sacaron a relucir y utilizar armas de fuego y muchas de estas son fusiles de asalto en algunos casos.

Las famosas armas automáticas y semiautomáticas que permiten ráfagas que son letales y que causan pánico entre los inocentes que resultan ilesos.

Los filtros y revisiones en las calles serán cada día más intensos y perderemos privacidad y libertad en aras de preservar la integridad y la paz en las distintas regiones donde se presentan los delincuentes usando armas de fuego.

Estamos convirtiéndonos en una sociedad armada y lo peor es que al ser un tema clandestino e ilegal, las armas de fuego están en manos de personas que poco saben de su utilización y sus criterios para utilizarlas son guiados en muchas situaciones bajos los influjos de drogas legales e ilegales.

Las campañas de canje de armas por electrodomésticos, dejarán de ser atractivas si las personas ven como la seguridad se tambalea y sus conciudadanos siguen armados.

Algo debemos de hacer pronto para que una sociedad armada termina causando más tragedias.

De Rebote

¿Por qué había vigilancia extra de la privada que cuida el fraccionamiento El Campanario? La casa de José Antonio Rico Rico, era vigilada por unidades extras y es que aseguran que dentro de esa vivienda hay mucho por conocer y mucho por descubrir, lo que no ha sucedido es un cateo por parte de las autoridades, ese orden no ha llegado todavía.

Adán Olvera

[email protected]

@adanolverar.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top