You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q “Historia”

Expediente Q “Historia”

Decían los clásicos que la historia es conocer el pasado para entender el presente y prevenir el futuro y tal parece que en Querétaro, está máxima nunca se ha aplicado y es que los “encharcamientos” después de una lluvia atípica o de un chubasco de temporada, se hacen presentes cada año y en algunos con mayor intensidad, en otros con menor; se hacen obras para presuntamente solucionar un problema y brincan en al año siguiente en otra zona, o sea es un cuento de nunca acabar.

Lo peor que le sucede a Querétaro, con toda seguridad es cada tres años que hay elecciones y los políticos de ambos colores que han gobernado, se culpan mutuamente de los estragos de la naturaleza y cada uno presume hacer “inversiones históricas” como nadie las ha realizado en Querétaro, para acabar con el problema.

De las inundaciones memorables se recuerda una en 1986 en época de Manuel Cevallos Urueta, presidente municipal de la capital, durante un día entero en agosto, no paró de llover y las presas y bordos fueron superados y hubo problemas delicados en la capital, las inundaciones fueron severas y los encharcamientos peores.

En 2003 tal vez se tenga uno de los peores registros de inundación y de daños en Querétaro y en esa ocasión nuevamente fue en agosto, el saldo cuatro personas fallecidas, 30 colonias afectadas, más de 100 viviendas dañadas, centenas de automóviles varados y pérdidas económicas superiores a los 30 millones de pesos; personas arrastradas por la corriente de los drenes en Menchaca, agua de un metro de altura en La Obrera, El Sol, Carrillo y La Luna. La colonia Las Plazas, fue sin duda de las más afectadas en aquellos años, donde por cierto el presidente municipal Rolando García Ortiz, prefirió irse de viaje a París, que atender la contingencia; en aquellos años existía el sueño de que la capital de Querétaro fuera sede de la Expo Mundial, a pesar de estar casi bajo el agua.

¿Qué se hizo de las experiencias de 1986 y 2003? Se realizaron obras y hasta endeudamientos importantes para realizarlas; según recuerdo ningún gobierno ha dejado de hacer desde entonces infraestructura pluvial, aunque llegue uno nuevo y presuma hacer más que el anterior.

La historia en Querétaro, poco ha enseñado o prácticamente estamos condenados a que nunca dejen de suceder los encharcamientos a nivel banqueta con caos vehicular. Los permisos para crear desarrollos habitacionales en partes altas sin infraestructura por parte del constructor y complacencia de la autoridad es otra historia.

De Rebote

En el gabinete del gobierno estatal tres integrantes están con las miradas sobre de ellos: El primero Juan Marcos Granados Torres, obviamente por los temas de seguridad y en su mayoría ajenos por contaminación limítrofe; el segundo José Luis Aguilera, Secretario del Trabajo; experto en crear problemas donde no hay y además enredarlos y el tercero Enrique Abedrop, Vocal Ejecutivo de la Comisión Estatal de Aguas, que además de tener una legión extranjera que apenas está conociendo el estado, también les compra ideas geniales estilo “Javi Noble”.

Adán Olvera

[email protected]

@aolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top