You Are Here: Home » Expediente Q » Expediente Q «Arrogantes»

Expediente Q «Arrogantes»

Los mexicanos hemos luchado mucho contra los abusos de poder y contra el poder de un solo hombre o de una camarilla que se haga de la riqueza cultural, monetaria, patrimonial y social de nuestra nación.

Las tentaciones del poder que sufren los gobernantes, sin excepción, son muy peligrosas para el orden de las cosas y la justicia; asegurar que contamos con el mejor gobernante del país o del mundo es muy riesgoso para la estabilidad emocional de quien encabeza el gobierno.

Creer que todo gira en torno a una figura no es bueno para nadie y las realidades nos superan; ayer escuchamos una de las frases que hay que tomar con toda la seriedad que amerita el caso y es que el presidente de México dijo:

«Miren cómo han cambiado las cosas, invité al fiscal General y al presidente de la Suprema Corte de Justicia pero no pudieron asistir. En otros tiempos eso no pasaba, porque ellos tienen la arrogancia de sentirse libres y ese es el cambio esa es la transformación».

No es la primera vez que el presidente de México utiliza la frase de la arrogancia de sentirse libre, ya se lo había dicho al gobernador del Banco de México y al Fiscal en otra ocasión para referirse al caso Lozoya.

Las realidades es que 124 mil mexicanos han perdido la vida en este sexenio, casi es exacta la cuenta, la mitad por Coronavirus y la otra mitad por violencia en el país.

Los muertos violentos es por la inseguridad y las justificaciones de la herencia del pasado cada que se cumplen meses en el poder, ya nos eran pretexto para asegurar que no es la responsabilidad del gobierno actual.

La economía cae y ahí se entiende que son los efectos internacionales pero también la estrategia nacional para salir adelante no se ve muy inteligente que digamos, los fondos de estabilización que antes existían se han esfumado y el crecimiento es nulo.

La intensidad de la crisis se sentirá el año entrante y apenas estamos por ver los efectos reales de este 2020 tan desastroso.

DE REBOTE

Alguna vez se forjó el mito urbano que los parroquianos de cantina “Chava Invita” habían organizado una colecta de dinero para salvar del cierre por el derrumbe del techo de este lugar. No fue cierto, nunca hubo colecta y los propietarios salieron adelante solos, pero hoy la realidad superó la ficción: Chava Invita encabeza una larga lista de negocios de entretenimiento que dejan sin fuente de empleo a varias familias por la crisis económica.

Adán Olvera

[email protected]

@adanolverar

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top