You Are Here: Home » Internacionales » Evo Morales es forzado a una segunda vuelta en elecciones en Bolivia

Evo Morales es forzado a una segunda vuelta en elecciones en Bolivia

El
presidente Evo Morales lideraba el conteo en las elecciones presidenciales en
Bolivia con el 45.28% de los votos, seguido por el exgobernante opositor Carlos
Mesa, con el 38.16%, lo que vislumbra una segunda vuelta por primera vez en la
historia del país.

En
un escenario de polarización, la segunda vuelta quedaría convertida en una
suerte de referéndum para Morales sobre sus casi 14 años de gobierno, según
deslizó Mesa en un encuentro con la prensa donde calificó de «triunfo incuestionable»
su pase a segunda vuelta.

«A
partir de este momento, Bolivia tendrá que escoger entre dos opciones para la
presidencia del país (..), el país conoce perfectamente cuál es el camino de la
construcción democrática», sostuvo Mesa.

La
segunda vuelta está convocada para el 15 de diciembre y la transferencia de
mando para el 22 de enero de 2020.

«Esa
será una elección en la que se juega el destino de Bolivia», señaló Mesa,
tras conocerse el 84% de actas escrutadas por el Tribunal Supremo Electoral
(TSE).

«Si
hay una segunda vuelta se transforma en referéndum», dijo Gaspard Estrada,
especialista en América Latina de la Ciencias Políticas de París.

Sin
embargo, Morales confió en el peso del voto rural a su candidatura para que el
escrutinio definitivo le dé la mayoría suficiente para evitar la segunda
vuelta.

«Un
nuevo triunfo», proclamó el presidente al comparecer ante sus seguidores
en La Paz, después de conocer que los resultados preliminares le dan vencedor,
pero aún sin el porcentaje suficiente.

A
pesar de la polarización del voto, la jornada electoral concluyó en calma en
estos reñidos comicios en los que los bolivianos deben definir si prolongan
hasta 2025 el mandato de Morales, en el poder desde 2006, u optan por cambiar a
su primer presidente indígena de izquierda.

Mesa,
el único de los ocho candidatos opositores a la presidencia que podía hacer
tropezar a Morales, expresó sus temores de fraude. «No confío en la
transparencia del proceso (electoral), el Tribunal Supremo Electoral nos ha
demostrado que es un brazo operativo del gobierno, nuestra desconfianza es muy
alta», afirmó.

Morales,
que ha ganado todas sus elecciones anteriores sin necesidad de balotaje, venía
precedido de sus logros sociales y económicos pero también salpicado por
escándalos de corrupción y acusaciones de tomar una deriva autoritaria. Por
primera vez desde 2006, no estaba cantada una victoria abrumadora para él.

La
decisión de Morales de postularse para un cuarto mandato ha sido fuertemente
criticada por la oposición, que cree que el país podría caer en la autocracia.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top