You Are Here: Home » locales » Escala tasa de suicidios en Querétaro, entró al «top ten» en 2020

Escala tasa de suicidios en Querétaro, entró al «top ten» en 2020

Foto: Yolanda Longino

Por David Álvarez

Querétaro se colocó como la octava entidad con la tasa de suicidios más alta del país en 2020; expertos recalcaron que esta enfermedad es un grave problema de salud pública que afecta a toda la población.

De acuerdo con el reporte preliminar sobre las características de las defunciones registradas en México durante 2020, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó de una tasa de 8.4 por cada 100 mil habitantes en la entidad, es decir, un 35.5% más de la media nacional que fue de 6.2.

Para el psicólogo clínico y autor del libro “El suicidio: manual para la familia y glosario de términos suicidológicos”, Juan Carlos García Ramos, la tendencia en Querétaro es solo reflejo de la tendencia en el país que impacta en la vida de las personas.

El también miembro del Colegio Estatal de Psicólogos de Querétaro y referente en el tema, señaló que hay factores que tienen que ver con la generalización de las conductas violentas que se dan en México, que afecta a las dinámicas sociales como la violencia social, de género, en la familia, en los ámbitos de trabajo, que repercuten en el escenario de las personas.

“Si a esto le aunamos los factores adversos y las limitaciones que tienen las personas para encontrarse en un proyecto de vida es difícil, y el suicido aparece como una muerte violenta hacia sí mismo, relacionado a la muerte violenta en otras personas. Nos encontramos en un medio de cultivo que favorece este tipo de conductas”, señaló.

Aunque hay un tendencia a partir de este análisis, el suicidio como una problemática de salud pública es multifactorial, pues refiere que hay muchas perspectivas, miradas y teorías que buscan las motivaciones de las personas frente a esta decisión.

“Está el enfoque biológico y psiquiátrico, que refiere que es una química cerebral la que se altera en las personas que padecen ansiedad, depresión o esquizofrenia; está la parte espiritual en la trascendencia y el sentido de la vida en los sujetos; la parte psicológica que tiene que ver con cómo percibimos las adversidade y cómo no tenemos esa habilidad de adaptación, de afrontamiento a las adversidades”, sostuvo.

En tanto, para la psicóloga por parte de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y que tiene experiencia en atención con pacientes que tienen diagnóstico psiquiátrico, María del Pilar Moreno Hernández, los factores son diversos, no obstante, añadió que suelen haber algunas tendencias, normalmente vinculadas con las enfermedades psiquiátricas.

“Otro factor es el intento o intentos previos, así como ideaciones suicidas por situaciones sociales emocionales, alguna pérdida de algún familiar, separaciones o desempleo que llevan a la persona a un estado de frustración o abandono, y que empiezan a tener comportamientos suicidas que pasan a ideaciones suicidas”, dijo.

Detalló que un comportamiento suicida es cuando las personas se ponen en riesgo como el manejar en estado de ebriedad o situaciones en las que las personas se abandonan como al dejar de alimentarse de manera adecuada, hasta que comienzan a aparecer pensamientos suicidas e incluso planeación.

UN TEMA TABÚ

Moreno Hernández refirió que el tema del suicidio a nivel social sigue siendo tabú, toda vez que se tiene mucho desconocimiento sobre la situación. Esto ocasiona que las personas con tendencias o comportamientos suicidas no sean bien recibidos, lo que agrava la situación de las y los afectados.

“Es algo que suele taparse mucho, pues hay una dinámica social de ser exitoso, feliz, y cuando una persona menciona sus emociones y requiere apoyo no es bien visto y se tiende a la burla, es algo que las personas guardan y al acomularse genera estragos. Si no se le da una escucha en la sociedad, la propia persona no puede escucharse porque trata de acallar esa emoción”, comentó.

En ese sentido, para el psicólogo clínico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Víctor Hugo Vega Magaña, ha sido un grave problema sensibilizar, no obstante, se han hecho esfuerzos de ONG´s e instituciones y vínculos que han dado avances a estas situaciones.

“Ha sido un grave problema sensibilizarnos sobre la importancia de la prevención en conductas de riesgo, aunque podemos afirmar que hay avances, porque se cuenta con un organismo como el Instituto para Prevenir y Eliminar Conductas de Riesgo que tiene lo que va de la saliente administración, no pasa de tres años y obedece al trabajo previo con asociaciones”, refirió.

Asimismo, señaló que pese a esto hay mucho trabajo por delante, toda vez que las autoridades municipales y estatales no han sabido abordarlo, principalmente en la falta de infraestructura, por lo que Vega Magaña refirió que hay que atender recomendaciones internacionales y, sobre todo, dar seguimientos en la atención a las personas.

PREVENCIÓN, CUIDADO Y ATENCIÓN

Juan Carlos García Ramos señaló que la manera de prevenir y atender estas situaciones es a partir de una buena salud mental, importante para que las personas puedan desenvolverse socialmente, y que las haga sentir satisfechas de sí mismas, sin perder de vista los conflictos cotidianos que se puedan presentar.

 “Una medida es procurar tener una buena salud mental que implica sentirse satisfechos con los logros, tener la capacidad de disfrutar lo que uno hace, tener claro un estilo de vida saludable, la posibilidad de descanso, dormir, tener la capacidad cognitiva para el aprendizaje y ser inteligentes, que implica resolver los problemas cotidianos de la vida además de la amorosidad”, añadió.

Para María Pilar Moreno Hernández hay situaciones que ponen focos rojos, donde hay una frecuencia de ideaciones, constantes episodios de depresión, enfado, impulsividad, pensamientos más concretos donde incluso desean que les pase algo malo.

“La gente no está informada y vale la pena generar campañas donde se nos enseñe a hacer comunidad; no sociedad, porque esta es individualista; para detectar riesgos y mirar la manera de apoyar. Hay que generar una red de apoyo alrededor de esa persona”, enfatizó.

En Querétaro hay una línea de emergencia para la atención psicológica de manera gratuita 442 101 52 05, para todas las personas que lo requieran. http://apoyo-psicologico.mx

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top