You Are Here: Home » Internacionales » Erdogan sufre contundente caída electoral

Erdogan sufre contundente caída electoral

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan sufrió una contundente derrota al perder las alcaldías de la capital, Ankara, y de la tercera ciudad del país, Esmirna, en las elecciones municipales en un clima de franca decepción por la política económica del régimen.

El Partido de Justicia y Desarrollo (AKP, islamista) también estaba en peligro en Estambul, la mayor metrópoli turca, que fue dirigida por Erdogan al principio de su carrera entre 1994 y 1998. En ese auténtico feudo político del AKP, que controla desde hace casi 20 años, subsistía una diferencia de 25 milvotos a favor de Ekrem Imamoglu, candidato del Partido Republicano del Pueblo (CHP), de tendencia socialdemócrata, que totalizaba 48.79% de los votos contra 48.51% de Binali Yildirim del AKP.

Anoche todavía faltaban escrutar unos 100 mil votos, pero el gobierno anunció que probablemente impugnará la elección porque el Consejo Supremo Electoral recibió denuncias de presuntas irregularidades en 84 oficinas de votación.

En Ankara, el candidato opositor Mansur Yavas, se impuso con el 50.62%, según la agencia oficial turca Anadolu. El CHP también ganó en la ciudad turística de Izmir, gracias a Mustafa Tunc Soyer, que obtuvo una cómoda victoria con 58,28% de los votos.

En la provincia de Diyarbakir, en el suroeste del país, el ganador con 60% de los votos fue Adnan Selcuk Mizrakli, representante del Partido Democrático Popular (HDP, de izquierda y prokurdo).

El CHP resultó beneficiado con la abstención del partido pro kurdo HDP, que no presentó candidatos en Ankara y Estambul, y apeló a concentrar los votos opositores en las listas del CHP.

En una perspectiva general, esos resultados significan un claro repudio de la política del gobierno de Erdogan, sobre todo en el caso de Estambul, ciudad que congrega 10 de los 57 millones de votantes turcos y genera 30% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Además de esa ciudad emblemática, el CHP controlará 6 de las 10 mayores ciudades turcas, entre ellas Antalya, un motor turístico, y las industriales Adana y Mersin. El AKP, solo retuvo el poder en cuatro, entre ellas Bursa, otro importante centro industrial del país.

Si bien el AKP de Erdogan registró un severo revés en las urnas, no sufrió una sangría de votos. Comparando con las elecciones legislativas del año pasado, el caudal del AKP progresó de 42.56% de votos en 2018 a 44,31% el domingo pasado, pero sus mayores avances se produjeron en zonas rurales.

También resultado difícil medir con exactitud esa evolución porque, dentro de esas cifras, figuran los aportes de los partidos que se aliaron al AKP para estas municipales: el partido clásico de la ultraderecha Acción Nacionalista (MHP) y Cumhur (Público).

Estos resultados también son particularmente significativos porque traducen el malestar de la población. Erdogan había presentado esta elección como un plebiscito sobre su régimen, que gobierna el país desde 2002 y, desde el putsch de 2015, actúa con mano de hierro.

Como prueba de la importancia que atribuía a esta elección, el presidente, de 65 años, participó en 102 actos electorales en los últimos 50 días.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top