You Are Here: Home » Nacionales » En nuestro país el saqueo arqueológico ha sido constante

En nuestro país el saqueo arqueológico ha sido constante

Zona Arquelogica

Nidia Marín/ El Sol de México

En México no requerimos de un “Isis” para afectar nuestra historia. El saqueo y la destrucción de nuestro pasado son la constante. Hay desde ladrones de altos vuelos que saquean piezas y las venden en distintos países, hasta quienes los destruyen con instalaciones inadecuadas y quienes las vandalizan, sea por irritación, falta de cultura y de educación o… por motivos políticos regionales.

Los miles de sitios arqueológicos e históricos distribuidos en la República Mexicana sistemáticamente son objeto de la comisión de diversos delitos.

Es un vasto patrimonio. De acuerdo al INAH, el país tiene: 11 zonas arqueológicas catalogadas como Patrimonio de la Humanidad, 48 zonas de monumentos arqueológicos con declaratoria, 187 zonas arqueológicas abiertas al público, 45,732 sitios arqueológicos registrados; 120 mil monumentos históricos; 107 mil 658 monumentos históricos inmuebles catalogados en las 32 entidades federativas; 85 por ciento inmuebles de propiedad privada; 15 por ciento de propiedad pública (federal, estatal, municipal); 59 zonas de monumentos históricos con declaratoria; y 620 mil piezas inventariadas en custodia.

Hasta 2013 el Registro Público de Zonas y Monumentos cuenta con un total de dos millones 011 mil 145 registros de bienes arqueológicos e históricos.

¿Cómo cuidar tanto? La titánica tarea, además de la vigilancia (siempre insuficiente) se lleva a cabo mediante las leyes, aunque nuestra impunidad sea severa. Ya lo han señalado oficialmente:

“Son muchas y muy variadas las fuentes desde donde se originan los atentados a los vestigios arqueológicos tanto muebles como inmuebles. Para los primeros, podemos señalar aspectos que van concatenados, como el saqueo, el comercio de piezas y el coleccionismo; para los segundos, destacan factores de afectación como son la falta de conciencia sobre la importancia del patrimonio arqueológico, desconocimiento del universo que se debe proteger, la situación económico-social del país que orienta otras prioridades nacionales, cambios en la legislación agraria, urbanización desordenada y anárquica, obras de infraestructura, cambios en el uso del suelo, entre otras”.

Tan sólo en 2015 han vandalizado: una estela en Calakmul, zona arqueológica en Tlaltizapán y las pinturas rupestres de la zona ecoturística de Peña Pilares en Tlaxcala (la más reciente). En 2014, la zona ecoturística de Peñón de Alfaro, en Guanajuato.

Son unos cuantos ejemplos porque desde 2000 a 2015 los cálculos extraoficiales señalan más de 600 denuncias por la comisión de diversos delitos. Es probable que se incrementen, a partir de las reformas realizadas en 2014 a la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, cuando aumentaron las sanciones a quienes realicen saqueos y dañen tal patrimonio del país.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top