You Are Here: Home » Nacionales » En dos años de la 4T, Sedena recibe menos quejas ante la CNDH

En dos años de la 4T, Sedena recibe menos quejas ante la CNDH

Foto: Roberto Hernández

Por Gabriel Xantomila / El Sol de México

En los primeros dos años de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fue objeto de 662 quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), lo que representa una reducción de 53 por ciento con respecto a las mil 406 denuncias presentadas contra la institución durante el primer bienio de Enrique Peña Nieto.

De enero de 2013 al 30 de noviembre de 2020, la Sedena recibió tres mil 799 quejas por presuntas violaciones a los derechos humanos, aunque solo 30, es decir 0.78 por ciento, terminaron en recomendaciones por parte de la CNDH, revela el Programa de Derechos Humanos de la Sedena 2021-2024 publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

“Existen seis sentencias de la CoIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos) en vías de cumplimiento y 30 recomendaciones emitidas por la CNDH en trámite, que obligan a la Sedena a capacitar al personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en derechos humanos y garantizar las medidas de no repetición, derivado del daño ocasionado a las víctimas”, indica el documento.

El programa contempla que al término del sexenio, en 2024, el 100 por ciento del personal militar esté capacitado en materia de derechos humanos como medida preventiva para evitar abusos.

De acuerdo con datos de la dependencia federal, las quejas contra el Ejército disminuyeron desde la administración anterior.

En 2013 se presentaron 836 y a partir de entonces las cifras cayeron hasta contabilizarse 340 en el año 2017. En 2018, último año de gobierno de Peña Nieto, las denuncias repuntaron a 362.

Con la llegada del presidente López Obrador, las quejas por violaciones a derechos humanos crecieron a 421 en 2019 y al año siguiente, en medio del confinamiento por la pandemia de Covid-19, cayeron a 241.

Francisco Torres Landa, secretario general de México Unido contra la Delincuencia, considera que la disminución de quejas en la actual administración con respecto al sexenio pasado no es porque haya un mejor cumplimiento de las fuerzas armadas en materia de derechos humanos, sino que “la CNDH desapareció del mapa y no hay un posicionamiento en temas tan críticos como los que estamos viendo, que exigiría un posicionamiento de la Comisión”.

El 16 de noviembre de 2019, Rosario Piedra Ibarra tomó protesta como titular de la CNDH en una polémica votación en el Senado. El nombramiento de la ombudsperson fue criticado por su cercanía al presidente López Obrador, lo que pondría en riesgo la autonomía de la Comisión. De las tres mil 799 quejas presentadas contra la Sedena, en tres mil 263 las víctimas son civiles y en 536 son militares.

La primera región militar, con sede en Ciudad de México, y la cuarta región, con sede en Monterrey, concentran poco más de la mitad de las quejas en contra del Ejército mexicano: 26 y 29 por ciento, respectivamente.

Las otras denuncias se distribuyen entre la segunda región militar (12 por ciento), con sede en Mexicali; la quinta (12 por ciento), con sede en La Mojonera (Jalisco); la tercera (11 por ciento), con sede en Mazatlán, y la onceava (10 por ciento), con sede en Torreón.

Respecto a las 30 recomendaciones que emitió la CNDH a la Sedena, ocho fueron por tortura, dos por uso excesivo de la fuerza y dos más por violación al derecho a la libertad, integridad y seguridad.

El resto de las recomendaciones fueron por cateo ilegal, privación ilegal de la libertad, alteración de la escena de los hechos, agresión sexual, protección a la salud, ejecución arbitraria, derecho a la vida y desaparición forzada de personas: una por cada violación denunciada.

Torres Landa considera que la situación con las fuerzas armadas no va a mejorar mientras no haya un mejor entendimiento de cuáles son sus obligaciones. Lo que se requiere, añade el activista, es que el Ejército “se abra a las revisiones, que no sea juez y parte”.

José Francisco Gallardo Enríquez, hijo del finado general Francisco Gallardo, quien defendió los derechos humanos de militares, considera que lo que se necesita es una reforma profunda para profesionalizar a las policías de los tres órdenes de gobierno para que no sea necesario tener al Ejército en las calles.

Por otro lado, el programa de derechos humanos de la Sedena también indica que entre 2013 y 2020 se brindó atención a 294 casos de hostigamiento sexual y acoso sexual, siendo 2018 y 2019 los años con más eventos (77 cada uno).

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top