You Are Here: Home » Internacionales » Elecciones EU: Biden y las drogas

Elecciones EU: Biden y las drogas

Joe Biden tiene cuatro puntos claros en el tema de drogas: no se debe legalizar el consumo de mariguana, se debe romper el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos, endurecer las penas en contra de los narcotraficantes, y despenalizar el consumo de drogas dando prioridad a la rehabilitación. El escenario ahora es más complicado que esos puntos, si esas posiciones pretenden ser su agenda política.

En México, las organizaciones criminales se han atomizado, no buscan rutas, sino controlan ahora territorios para desarrollar sus actividades ilícitas que ya diversificaron, los habitantes de esos territorios o están con ellos o son víctimas, los que no aceptan trabajar con algún grupo son amenazados y se han convertido en desplazados. El narcotráfico es un poder de facto en el país.

En Colombia, las facciones de las FARC que no aceptaron el plan de paz siguen operando el tráfico de drogas en alianza con grupos locales , y con los cárteles mexicanos, estos últimos con sucursales en Sudamérica y otros países del mundo. Del otro lado está la mafia italiana con alianzas con carteles del continente americano, y a esa lista se suman los grupos en Medio Oriente y Asia. China se agrega en el tablero con abastecimientos y alianzas.

Durante su precampaña y posterior campaña electoral demócrata para contender por la Presidencia de Estados Unidos, el ex vicepresidente Joe Biden tocó sólo por momentos el tema de consumo de drogas ilícitas, no habló sobre el combate a las organizaciones de narcotráfico y menos sobre los cárteles mexicanos, dejando pendiente su posición sobre el tema, algo que su rival Donald Trump tampoco abordó.

El escenario que Joe Biden tiene sobre el consumo de drogas tiene como contexto su carrera en el Congreso de Estados Unidos, donde abordó entre otros la despenalización del consumo de drogas, la disrupción de tráfico desde Medio Oriente e impulsó la creación de los Tribunales de Drogas, un sistema a través del cual se establecían opciones a los consumidores de drogas, que no habían cometido actividades ilegales, para reintegrarse a la sociedad. Pero del combate directo a las organizaciones transnacionales del crimen organizado, o TCO como son clasificadas por las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Joe Biden no ofreció algún adelanto o propuesta de lo que proyecta podrían ser sus políticas de combate al narcotráfico en caso de obtener la Presidencia.

En ese tema la Senadora Kamala Harris, candidata a la Vicepresidencia y compañera de fórmula de Joe Biden, tiene experiencia cuando ella ocupó la posición de Procuradora General en el estado de California. Los reportes que recibía le ofrecían información de la diversificación de actividades ilícitas que los cárteles mexicanos aplicaban en esa entidad.

En los debates presidenciales de los precandidatos del Partido Demócrata, la senadora Kamala Harris fue la única que abordó el tema de las organizaciones transnacionales del crimen organizado, pero no hizo propuestas específicas para su combate dentro o fuera de los Estados Unidos.

Lo que no se dijo en la campaña presidencial en Estados Unidos también es importante. En la agenda del próximo ganador de la contienda, sea de cualquier partido, queda pendiente presentar una nueva propuesta que establezca una estrategia de combate al tráfico internacional de drogas ilícitas, y a partir de ello esperar la reorganización o desaparición de los grupos del narcotráfico.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top