You Are Here: Home » locales » El puente que todos ven, pero nadie usa

El puente que todos ven, pero nadie usa

Varios minutos tarda una persona en cruzar un puente peatonal; sin embargo, quienes deben pasar Avenida Constituyentes a la altura del Mercado Escobedo prefieren arriesgarse y atravesar la vialidad “a la brava”, con la intención de ahorrarse unos minutos o evitar subir por una estructura que algunos califican como sucia e insegura.

“No cruzo por el puente porque me da mucho miedo”, mencionó Leticia, quien tras comprar algunas cosas en el mercado Escobedo necesita pasar a la acera de enfrente para tomar el transporte público y regresar a casa, “Justo en este puente hace unos meses asaltaron a un amigo que pasó por ahí, se juntan hombres y mujeres esperando a quien robar”.

Gran parte de las personas que pasan diariamente por la estructura de concreto, indican que este lugar resulta inseguro e insalubre, ya que no sólo hay gente que se reúne en los descansos del puente para buscar alguna víctima que robar, sino también hay otros que lo ocupan como baño público a pesar de que justo debajo, ofrecen el servicio por 5 pesos.

Yolanda aseguró “Las veces que he subido el puente, siempre huele a orines, a pesar de que por las mañanas lo lavan, no es posible que la gente sea tan sucia, yo por eso prefiero cruzar por debajo, tal vez me arriesgo un poco, pero es menos peligroso”.

A pesar de estas problemáticas, también una de las razones más comunes de los transeúntes para no cruzar el puente, es la flojera de subir más de 30 escalones y el tiempo que deben invertir para hacerlo, por lo que prefieren esquivar los vehículos y atravesar cuando el semáforo esté en rojo.

Andrés, que trabaja en el mercado Escobedo dijo “Yo no subo por el puente porque me tardo más en subirlo que en lo que cruzo, yo sé que me arriesgo, pero trato de hacerlo con cuidado. Además es más rápido por aquí abajo”.

Hay quienes a pesar a llevar niños de la mano, prefieren sortear los automóviles antes que subir por la estructura, las razones dijeron, es el ahorro de tiempo y la cantidad de cosas que llevan cargando, lo que les complica el ascenso de una manera rápida.

Por último, María, quien diariamente transita por la zona acompañada por sus dos hijos comentó “Tenemos muchas cosas encima, mochilas, cosas, bolsas, es muy complicado subir así, por eso prefiero atravesar la calle con cuidado, además mis hijos ya saben cómo hacerlo”.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top