You Are Here: Home » Internacionales » El Frente Nacional francés se llamará Reunión Nacional

El Frente Nacional francés se llamará Reunión Nacional

El segundo partido de Francia —en cantidad de votos— dejará de llamarse Frente Nacional (FN) para adoptar una nueva identidad: Rassemblement National (Reunión Nacional). El cambio de nombre de ese movimiento de extrema derecha, propuesto por su líder Marine Le Pen en el congreso realizado durante el fin de semana en Lille, debe ser ahora aprobado por los adherentes, pero —de cualquier manera— el partido conservará su símbolo característico: una llama con los tres colores de la bandera francesa (azul, blanco y rojo).

“Nuestro objetivo es claro: la conquista del poder”, afirmó la dirigente para justificar el cambio en medio de las aclamaciones de los militantes.

Los afiliados se pronunciarán en un referéndum interno por correo, cuyos resultados serán conocidos dentro de un mes y medio. Pero nada asegura que esa propuesta obtenga el respaldo de la base. Un sondeo informal realizado hace pocos días reveló que, incluso sin conocer la nueva identidad, 48% de los afiliados interrogados no deseaban cambiar el nombre que caracteriza a ese movimiento de extrema derecha desde que fue fundado en 1972 por Jean-Marie Le Pen.

“Cualquiera sea el resultado lo acataré”, se comprometió la heredera del fundador.

El congreso aprobó en cambio por amplia mayoría (79,9%) el cambio de los estatutos, que —entre otras disposiciones— elimina el puesto de presidente honorario, último cargo que ejercía el patriarca Le Pen, de 89 años. Esa ruptura con el fundador constituye otra forma de marcar el cambio de rumbo que pretende imprimir Marine Le Pen a ese movimiento que obtuvo 7,6 millones de votos (21,3%) en la primera vuelta de la elección presidencial de 2017 y 10,6 millones (33,9%) en el ballotage frente a Emmanuel Macron.

Los delegados plebiscitaron finalmente su reelección como presidenta del partido, elección que fue facilitada por la ausencia de adversario.

“El cambio de nombre constituye una forma de hacer saber que el FN dejó de ser un partido de protesta y de oposición para convertirse en una alternativa de gobierno”, aseguró Marine Le Pen durante su discurso en el congreso al explicar una estrategia de alianzas. Algunos párrafos de su discurso fueron interpretados como una mano tendida a Laurent Wauquiez, el nuevo líder del partido Los Republicanos (derecha conservadora). Hace apenas 48 horas, un dirigente de ese movimiento, Thierry Mariani, se había declarado partidario de un acercamiento entre el FN y LR.

A partir de ahora, Marine Le Pen se esforzará en promover alianzas a fin de atraer a los sectores del electorado que en el pasado consideraban al FN como un partido racista, xenófobo, anti-islamista e incluso antisemita. Esa impresión fue confirmada por un sondeo conocido la semana pasada, que ratificó las reservas de la sociedad frente a ese baluarte de la extrema derecha. Como para confirmar esas dudas, el número dos de la rama juvenil del FN, Davy Rodriguez, protagonizó el viernes pasado un grave incidente en un pub de Lille, al margen del congreso: un video difundido por las redes sociales muestra cuando el dirigente trata a un agente privado de seguridad del bar de “mono”, “sucio negro” y “negro de mierda”. El episodio fue confirmado por varios testigos. Las autoridades del partido prometieron adoptar sanciones si se confirman las acusaciones.

La invitación de Steve Bannon al congreso de Lille, donde el ex ideólogo de Donald Trump expuso una panoplia ideológica populista y de extrema derecha, “insinúa que no habrá cambios inmediatos”, comentó Stephane Wahnich, autor del libro “Marine Le Pen al pie de la letra”. “Un cambio de nombre solo puede funcionar si también encarna un cambio de estrategia”, coincidió el politólogo Jean Garrigues.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top