You Are Here: Home » Internacionales » Edouard Philippe: severo con el pasado e incierto sobre el futuro

Edouard Philippe: severo con el pasado e incierto sobre el futuro

Los franceses “danzan sobre un volcán que ruge cada vez más fuerte”, previno ayer el primer ministro Edouard Philippe para explicar la gravedad que alcanzó el problema de la deuda pública del país que, según cifras oficiales, representa actualmente 2.2 billones de euros (96.3% del PIB).

En su primer discurso de política general, destinado a presentar el plan de acción que aplicará en los próximos cinco años conforme a las orientaciones definidas el lunes por el presidente Emmanuel Macron, el jefe de gobierno expuso esas cifras y otras estadísticas para denunciar lo que definió como la “gravosa herencia” que dejó el gobierno de François Hollande. En particular recordó que dejó un agujero presupuestario sin financiación de más de 8.000 millones de euros.

“¿Cuántas veces un hombre puede voltear la cabeza pretextando que ve nada?”, dijo citando al poeta Bob Dylan, premio Nobel de literatura 2016.

Nuestro Philippe reconoció el “modesto crecimiento económico […], por debajo de la media europea” y el “aumento angustioso” que alcanzó la desindustrialización del país. Esas frases constituyeron el preámbulo al anuncio sobre la dureza de las medidas que “será necesario adoptar”. Sin embargo, no precisó los recortes que deberá adoptar el gobierno para equilibrar progresivamente las cuentas públicas.

Muchos diputados criticaron el discurso diciendo que fue duro con el pasado —especialmente con Hollande— pero incierto sobre el futuro.

Durante la campaña, Macron había prometido reducir este año el déficit público a 2.8% del PIB. Su primer ministro moderó ese objetivo comprometiéndose reducir el déficit “por debajo” del 3%. Al respecto tampoco explicó como logrará ese propósito. Para cumplir esa promesa, Francia tendría que realizar este año entre 4.000 y 5.000 millones de euros de recortes del gasto público, comenzando por la masa salarial de los funcionarios, que constituye primera partida de los presupuestos del Estado. A diferencia de sus rivales políticos, que anunciaron entre 300 mil y 500 mil supresiones de cargos en el sector público, Macron se solo había prometido eliminar 120 mil puestos de funcionarios.

En relación al terrorismo, que constituye uno de las principales preocupaciones de los franceses, advirtió que “habrá otros ataques” y prometió que su gobierno “no bajará la guardia” y luchará contra la violencia islamista “con la más extrema dureza”.

Igualmente se comprometió a “reforzar la independencia de los magistrados” que será acompañada de una modernización del sistema judicial.

En materia fiscal, reafirmó que el impuesto a las empresas será reducido de 33% a 25% por etapas desde ahora hasta 2022. A partir de 2018 se suprimirán las cotizaciones salariales, que serán reemplazadas por un aumento de 1.7 puntos de la Contribución Social Generalizada (CSG), lo que se traducirá por un aumento del poder adquisitivo para 20 millones de activos.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top