You Are Here: Home » Internacionales » Donald Trump desaira a Putin y aviva tensión

Donald Trump desaira a Putin y aviva tensión

El Kremlin recibió como un balde de agua fría la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de cancelar la reunión prevista para este fin de semana en Buenos Aires con el líder ruso, Vladimir Putin, al margen de la cumbre del G20.

En un tuit, enviado desde el avión presidencial Air Force One que lo conducía a la Argentina, el jefe de la Casa Blanca pretextó la detención de tres buques ucranianos en el mar de Azov.

La inesperada actitud de Trump sorprendió a las autoridades rusas, que -apenas una hora antes- habían recibido garantías de que la entrevista se realizaría como estaba prevista.

El presidente de EU había confirmado ese encuentro que -según dijo a la prensa antes de emprender vuelo- se producía en un contexto “muy oportuno”.

Al comentar la sorpresiva decisión de Trump, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, destacó que Moscú no había sido informado previamente por la Casa Blanca y dio a entender que no consideraba como información oficial las publicaciones en la cuenta verificada de Twitter.

“Por el momento, sólo hemos visto el tuit y las informaciones en los medios de comunicación. No disponemos de información oficial”, comentó lacónicamente Peskov a la agencia oficial rusa TASS.

En caso de que efectivamente se confirme la anulación, “Putin tendrá algunas horas suplementarias para consagrar a mantener reuniones útiles en margen de la cumbre”, agregó en tono ácido.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, indicó por su parte que el presidente de Estados Unidos tomó la decisión de cancelar la reunión bilateral mientras volaba hacia la cumbre. Desde el avión, Donald Trump habló con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el jefe de gabinete, John Kelly, y también dialogó por teléfono con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, agregó Sanders.

A pesar de la cancelación, Trump se apresuró a reafirmar su interés de participar a una “nueva cumbre constructiva (con Putin) cuando la situación (de Ucrania) quede resuelta”.

Desde la llegada de Trump al poder, hace 22 meses, los dos hombres se reunieron en tres ocasiones en el marco de conferencias internacionales y una sola vez cara a cara en Helsinki.

La decisión causó estupor en las cancillerías europeas, que habían depositado esperanzas en ese encuentro para apaciguar las tensiones en el mar de Azov.

La crisis estalló el domingo cuando la marina rusa atacó y capturó a tres buques ucranianos en el estrecho de Kerch que separa el mar de Azov del Mar Negro.

Kiev acusó a Moscú de agresión, reclamó la inmediata liberación de los buques y de los marinos detenidos y proclamó la ley marcial, mientras que la OTAN y el Consejo de Seguridad organizaron reuniones de urgencia para debatir la gravedad de ese brusco aumento de tensión en uno de los sectores más sensibles de Europa.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top