You Are Here: Home » Nacionales » Discapacitados en México, sin apoyos y vulnerables al Covid-19

Discapacitados en México, sin apoyos y vulnerables al Covid-19

Foto: Federico Xolocotzi

Por Karla Díaz / El Sol de México

«Desde hace 18 años padezco una lesión medular que me permite tener movimiento sólo del pecho para arriba. Siempre estoy en silla de ruedas. Mi discapacidad fue causada por la delincuencia, en 2002 quisieron asaltarme en una cantina y me dieron un balazo. Ahora soy músico y me dedico a dar talleres y clases de violín, también toco en un mariachi en fiestas de salón o conciertos de algunos artistas; sin embargo, desde que empezó la contingencia por el coronavirus, mis ingresos se han reducido 90 por ciento. Tengo un salario fijo como profesor de música en la alcaldía Iztacalco, pero es muy poco y no me alcanza. Algunos talleres que impartiría en Estados Unidos y Guadalajara ya fueron cancelados”, relata Julio Santiago (46 años) a El Sol de México.

De acuerdo con la Secretaría de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas con discapacidad son consideradas grupos vulnerables ante el Covid-19, debido a que algunas de ellas pueden tener problemas de inmunosupresión que compliquen su estado de salud al contraer el virus. No obstante, su vulnerabilidad no cesa ahí.

“Yo nací sin piernas. La neta yo no sé qué sea eso del virus. La gente anda bien paniqueada. Me entero del virus por los compas que andan hablando aquí en los puestos, pero para mí todo sigue igual. Si no salgo a trabajar, ¿qué como? Yo no tengo a nadie. Todo el día me la paso aquí afuera del metro Observatorio vendiendo mis dulces. A veces me meto al metro y le doy a la boleada, pero eso ya no deja”, cuenta Emigdio López, de 56 años.

A más de dos meses de registrase el primer caso de Covid-19 en México, el distanciamiento social ha ayudado a contener los brotes de contagio en el país, pero también ha dejado a gran parte de la población sin su sustento.

Ante ello, un numeroso grupo de personas con discapacidad se debaten hoy entre la decisión de cuidar su salud o proteger su fuente de ingresos.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) del Inegi, realizada en 2018, indica que al menos 7.7 millones de mexicanos de cinco años o más, es decir, 6.7 por ciento de la población, tienen alguna discapacidad. De esta cifra, según la Fundación Paralife, 70 por ciento no logra conseguir un empleo formal.

El Inegi detalla que 38.5 por ciento de las personas con discapacidad que tienen 15 años o más forman parte de la población económicamente activa.

“Yo nací sin piernas. La neta yo no sé qué sea eso del virus. La gente anda bien paniqueada. Me entero del virus por los compas que andan hablando aquí en los puestos, pero para mí todo sigue igual. Si no salgo a trabajar, ¿qué como? Yo no tengo a nadie. Todo el día me la paso aquí afuera del metro Observatorio vendiendo mis dulces. A veces me meto al metro y le doy a la boleada, pero eso ya no deja”, cuenta Emigdio López, de 56 años.

A más de dos meses de registrase el primer caso de Covid-19 en México, el distanciamiento social ha ayudado a contener los brotes de contagio en el país, pero también ha dejado a gran parte de la población sin su sustento.

Ante ello, un numeroso grupo de personas con discapacidad se debaten hoy entre la decisión de cuidar su salud o proteger su fuente de ingresos.

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) del Inegi, realizada en 2018, indica que al menos 7.7 millones de mexicanos de cinco años o más, es decir, 6.7 por ciento de la población, tienen alguna discapacidad. De esta cifra, según la Fundación Paralife, 70 por ciento no logra conseguir un empleo formal.

El Inegi detalla que 38.5 por ciento de las personas con discapacidad que tienen 15 años o más forman parte de la población económicamente activa.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top