You Are Here: Home » Internacionales » Detractores de Macron lo acusan de ser supuesto líder illuminati

Detractores de Macron lo acusan de ser supuesto líder illuminati

El presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, forma parte de los Illuminati según sus detractores, esa célebre secta secreta que dirige el mundo. Esa audaz teoría (inverificable por definición) fue lanzada por círculos complotistas europeos poco después de conocerse los resultados de la elección.

El primer indicio, aseguran, es la referencia que formuló a la necesidad de “defender las Luces franceses”. Esa fase alude al movimiento cultural y filosófico que surgió en el siglo XVII y que tuvo una gran influencia política en el proceso que desembocó en la Revolución Francesa.

Las especulaciones también se apoyan en algunos gestos y referencias utilizadas por Macron durante el discurso que pronunció delante de la pirámide del Louvre. En la cúspide de ese monumento construido a pedido de François Mitterrand se ve una luz similar al ojo de Horus que figura en el triángulo superior de la imagen que ilustra el reverso de los billetes de un dólar.

Los complotistas siempre afirmaron que esa imagen significa “el ojo que ve todo” y la cifra 1776 que figura en números romanos en la parte inferior de la pirámide (que corresponde al año de la independencia de Estados Unidos) también se refiere a la fecha en que Adam Weishaupt fundó la secta de los Illuminati en Alemania. Esa organización, afirman, en poco tiempo logró infiltrar la cúspide de la masonería y de otras sectas a fin de crear un poder oculto que desde entonces controla el mundo.

Las redes sociales recibieron inmediatamente una avalancha de tuits, mostrando al presidente electo con los brazos levantados delante de la pirámide, reproduciendo el símbolo supremo de la masonería: la escuadra y el compas.

Los partidarios de teorías conspiracionistas encontraron otra supuesta prueba de la pertenencia de Macron a los Illuminati: la cifra de votos que obtuvo en la elección (66,06%) sería idéntica a los 666 paneles de vidrio que conformarían la pirámide. Una leyenda urbana afirma que esa cantidad fue exigida de Mitterrand al arquitecto Ieoh Ming Pei porque, según el Apocalípsis, corresponde a la “Cifra del Demonio”. La polémica fue reactivada por El código da Vinci. La teoría es atractiva, pero el único inconveniente es que el número exacto de placas es 673.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top