You Are Here: Home » Internacionales » Depeche Mode regresa y prende a 65 mil fanáticos en la CDMX

Depeche Mode regresa y prende a 65 mil fanáticos en la CDMX

Adolfo López / El Sol de México

Depeche Mode regresó a México para presentar el primero de dos conciertos en el Foro Sol de la Ciudad de México con los que promocionan Spirit, su más reciente material discográfico.

Puntuales a su cita, Dave Gahan, Martin Gore, Andy Fletcher y compañía salieron al escenario a las 20:45 acompañados de las palmas que siguieron el ritmo de “Going Backwards” mientras el público ansioso preparaba sus celulares, buscaba sus lugares y pedía una cerveza.

Dando vueltas, extendiendo los brazos y pavoneándose de lado a lado, Dave recibió el aplauso del público en canciones como “It’s not good”, “Barrel of a gun” y “A pain that I’m used to”, donde agradeció efusivamente los gritos.

“Buenas noches México”, gritó en inglés el vocalista mientras caminaba de forma exótica por una pasarela en la que terminó dando vueltas mientras su chaleco y zapatos dorados destellaban, y entre el público se escuchaban los gritos de “papito”, momento tras el cual sonó “Precious”.

Sacando la lengua, enviando besos o moviendo el trasero para provocar gritos, Dave y compañía continuaron la noche con éxitos como “Home”, cuyo coro se prolongó varios minutos; así como una versión acústica de “Insight” a cargo de Martin.

Luego de presentar a la banda, Gahan hizo reverencia para proseguir con “In your room” del que solo se observó en pantallas la sensualidad que desborda el vídeo alusivo. A la par, el cantante aprovechaba para seguir girando acompañado por el pedestal del micrófono.

Al concluir “Where’s the revolution”, en las imágenes proyectadas destacaron tres puños arriba y la señal de amor y paz. Después vino un coro monumental con “Everything counts”.

De pie, el público aplaudía al compás de la canción, mientras que el escenario encendía la totalidad de sus luces para iluminar Gahan, quien yacía en la punta de la pasarela.

En lo que iniciaba el siguiente tema, se le vio beber de una botella para luego entregar “Stripped”, y acto seguido vino uno de los momentos cumbre del concierto. Sucedió a través de “Enjoy the silence” con la que Depeche Mode provocó la euforia.

A partir de este momento, los ánimos que de por sí ya estaban elevados, se mantuvieron al tope con “Never let me down again” y los fanáticos encendieron las luces blancas de sus teléfonos móviles aunque en algunas gradas se observaban tonos verdes y rojos en simulación de la bandera de México.

Con esta atmósfera de luces, las 65 mil voces comenzaron a mover sus brazos de un lado a otro y aquello se convirtió en un mar de gran celebración.

Parecía que a las 22:28 horas había concluido el concierto. Pero luego de dos minutos de ausencia, la banda volvió y el público lo festejó como si fuera el inicio. Sobre todo porque el motivo fue “Strangelove” en versión acústica y en la voz de Martin Gore.

Siguieron “Walking in my shoes” y “A question of time” para cerrar con broche de oro mediante el clásico “Personal Jesus” que cimbró el Foro Sol.

Como parte de su recorrido por Latinoamérica, Depeche Mode ofrecerá un segundo concierto este 13 de marzo en la capital mexicana y después se presentará en Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top