You Are Here: Home » Internacionales » De las minas a los cultivos: cómo la pandemia transforma la industria mundial de diamantes

De las minas a los cultivos: cómo la pandemia transforma la industria mundial de diamantes

A medida que la pandemia remecía la industria mundial del diamante, apurando el cierre de minas desde Lesoto a Canadá y paralizando las cadenas de suministro, Rajen Patel pasó de su oficio como pulidor de piedras preciosas a cultivar maní.

Patel, quien trabajó durante una década en Surat, India, donde se pulen alrededor de 80 por ciento de los diamantes del mundo, se unió al éxodo de los trabajadores de las gemas que abandonaron la ciudad a medida que aumentaban los casos del virus. Ahora dedicado a la agricultura en su pueblo natal, no tiene planes de regresar en los próximos meses.

«No ganaré tanto como ganaba en Surat, pero no moriré de hambre y no hay miedo de infectarme», afirmó.

La demanda de diamantes se ha desplomado durante la pandemia, congelando las ventas y provocando una caída considerable de los precios. Y puesto que los cierres temporales de minas están en riesgo de ser permanentes, los trabajadores buscan nuevas maneras de obtener más valor de sus gemas.

El único factor que brilla en el panorama ha sido la demanda constante de diamantes grandes y de alta calidad por parte de inversores ricos, según datos financieros y de ventas.

«Hay muchas más consultas de personas que buscan comprar estas gemas de lujo como cobertura», dijo Chris Del Gatto, director ejecutivo de DelGatto Diamond Finance Fund, el mayor prestamista no bancario para las industrias de diamantes, joyería y relojería.

Los precios de los diamantes de un quilate de alta calidad están aumentando continuamente y presentan un alza de 12 por ciento frente a los niveles de principios de año, en contraste con los valores aún bajos de las piedras de menor calidad del mismo tamaño, según datos de la plataforma de comercio RapNet.

«Si estás en ese extremo superior, la demanda sigue ahí porque las personas que optan por este tipo de productos sienten menos la presión de la crisis del mercado», dijo Gus Simbanegavi, director ejecutivo de Bluerock Diamonds.

AÑO DIFÍCIL

El Covid ha obligado a los productores a cancelar o retrasar las ventas y las principales exhibiciones de diamantes fueron postergadas debido a restricciones de salud y viajes. Las pocas ventas que se han realizado mostraron que los precios de los diamantes en bruto se desplomaron entre 15 por ciento y 27 por ciento.

«Lo que sucedió en el segundo trimestre, nunca lo había visto en mi vida», dijo a Reuters el presidente ejecutivo de De Beers, Bruce Cleaver. «En verdad, no había un sólo mercado en bruto que funcionara correctamente».

Las importaciones indias de diamantes en bruto cayeron de mil 500 millones de dólares en febrero a sólo un millón de dólares en abril, según muestran los datos del Consejo de Promoción de Exportaciones de Joyas y Gemas.

Amberes, otro centro de comercio global, vio caer 20 por ciento las importaciones de diamantes brutos interanual en el primer semestre, según datos del Antwerp World Diamond Center. Las exportaciones de diamantes pulidos de la ciudad cayeron 46 por ciento.

OPORTUNIDAD REAL

En el intento por sobrevivir, muchos trabajadores de minas quieren cambiar el panorama de precios tradicional asegurando una parte de las ventas de diamantes pulidos a futuro, y algunos incluso están tratando de negociar directamente con firmas de joyería de lujo, de acuerdo al director gerente de RCC Diamond Consultants, Richard Chetwode.

La firma australiana Lucapa Diamond firmó un acuerdo con un «diamantaire de alta gama» anónimo para vender algunos de sus diamantes de alto valor de la mina Mothae en Lesoto por 505 dólares por quilate, más una participación de 50 por ciento del margen en las futuras ventas de diamantes pulidos.

Lucara Diamond, que tiene operaciones de extracción en Botsuana, llegó a un acuerdo en julio con el fabricante de Amberes HB Group en virtud del cual los diamantes de la minera de más de 10.8 quilates se venden por una parte del precio estimado del pulido.

«Existe una oportunidad real dentro del negocio de los diamantes en su conjunto para modernizar el sistema de ventas», dijo Eira Thomas, presidente ejecutivo de Lucara. Su compañía también ha creado una plataforma de venta de diamantes en línea.

CUBREBOCAS DE DIAMANTES

Arte en lugar de ostentación es la razón detrás de la mascarilla de coronavirus más cara del mundo, dicen los joyeros israelíes que están elaborando el objeto de 1.5 millones de dólares para un cliente anónimo que reside en Estados Unidos.

Realizada con oro de 18 quilates y adornada con tres mil 600 diamantes blancos y negros, la mascarilla estará equipada con un filtro N99 para ofrecer un alto nivel de protección, dijo Isaac Levy, dueño de la marca de joyería Yvel.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top