You Are Here: Home » Nacionales » De cara a comicios de 2018, propone el INE debates interactivos

De cara a comicios de 2018, propone el INE debates interactivos

Alejandro Suárez / El Sol de México

Debates irrelevantes, sin peso en la decisión del voto y sin tomar en cuenta a la ciudadanía, son las principales críticas que han recibido estos ejercicios entre los candidatos, que el INE pretende cambiar.

De cara a las campañas presidenciales de 2018, el Instituto Nacional Electoral (INE) se propone reformar el formato acartonado de los debates por uno más dinámico donde haya espacio para la improvisación de los candidatos.

“A pesar de los avances que hubo en la realización de debates, la opinión publicada ha emitido críticas al formato de debates presidenciales en México. Entre las críticas más recurrentes que se formulan se encuentran las siguientes: Debates poco relevantes y sin incidencia en la decisión del voto; atribuciones limitadas del moderador; y no existe participación directa de la ciudadanía y los debates no se orientan hacia ella”, dice el documento Hacia nuevos debates presidenciales que el INE publicó en el Diario Oficial de la Federación el 26 de septiembre pasado.

De acuerdo con la explicación del instituto, el acartonamiento se debe a que solo se han organizado ocho encuentros entre candidatos y que desde 2007 se tiene la atribución exclusiva del INE de organizarlos

Modelo de cartón
Al analizar los formatos de los debates presidenciales en 2012, el INE concluye que son acartonados. Por ejemplo, la participación del moderador se centra únicamente en la explicación de las reglas y el otorgamiento de la palabra a los candidatos, pero siempre con tiempos ya definidos; los participantes saben las preguntas de antemano y no pueden interactuar entre ellos; del público, solo puede seguir el debate por medios electrónicos ya que no hay acceso al salón donde se realiza.

Con estas características, y comparándolo con otros países, en México tenemos debates catalogados como “Científicos”, igual que Chile y Argentina.

Aunque se reconoce que la obligación de los debates fue un paso importante en la democracia, también se identifican una amplia gama de aspectos por mejorar, principalmente: el dinamismo y la inclusión.

El dinamismo, porque son formatos acartonados donde no hay márgenes para improvisar, y falta de inclusión ya que el público queda como mero espectador cuando es el más interesado para preguntar.

Para el INE, la explicación de que el formato tenga estas deficiencias, parte de dos puntos: la poca experiencia que tiene nuestro país que lleva realizando debates, y el escaso tiempo para organizarlos. Del segundo punto, México tarda 102 días para organizarlo, mientras que naciones como Estado Unidos tarda 633 días, Argentina 309 y Chile 102; aunque hay que decir que Francia los puede organizar en sólo ocho días.

No obstante, para especialistas políticos la razón que se mantuviera el formato rígido en pasadas contiendas electorales, especialmente 2012, fue porque los partidos políticos así los decidieron.

El analista político y académico del centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), José Antonio Crespo, aseveró el origen de que en las últimas elecciones presidenciales los debates sean fueran así de rígidos es porque los partidos se han negado a reformar su formato a sabiendas de que si lo hacen sus candidatos podrían salir mal parados.

“Les da miedo mostrarse como son a los candidatos, en un formato más flexible sale más fácilmente quiénes son, la personalidad, la capacidad de rapidez mental, de improvisación, y como no todos son buenos para eso, les da miedo”, aseguró Crespo.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top