You Are Here: Home » Internacionales » Corrupción, principal causa de periodistas muertos

Corrupción, principal causa de periodistas muertos

El asesinato de un periodista que investigaba posibles relaciones de la mafia italiana con colaboradores o miembros del Gobierno eslovaco ha provocado un clamor de protesta en la calles y en el Parlamento, que amenaza con derribar incluso al Ejecutivo.

El periodista Jan Kuciak y su novia fueron hallados muertos a tiros el pasado lunes en su casa, en un crimen que la propia Policía eslovaca relacionó inmediatamente con las investigaciones del reportero sobre los contactos de la mafia italiana con dos colaboradores del primer ministro, Robert Fico.

El Gobierno tripartito, formado por el socialdemócrata SMER, de Fico, los nacionalistas del SNS y el partido de la minoría húngara Most-Hid, recibió una sacudida sin precedentes ante el primer caso de asesinato de un periodista en el país.

“Es una verdadera crisis política. Estamos a la expectativa de la decisión de Most-Hid”, explica Grigorij Meseznikov, analista del Instituto político IVO en Bratislava.

La dirección de Most-Hid pidió el jueves la destitución del ministro de Interior, Robert Kalinak, hombre de confianza de Fico.

El partido esgrime que la salida de Kalinak, al que los medios sitúan en connivencia con el hampa eslovaco, es la única manera de asegurar una investigación transparente.

Most-Hid pidió también que en el equipo que investiga la muerte de Kuciak participen expertos de Europol, el FBI o Scotland Yard.

De momento, el único miembro del Ejecutivo que asumió responsabilidad política y dimitió esta semana es el ministro de Cultura, también del SMER, y entre cuyas competencias entran las relaciones con los medios.

En el Ejecutivo hay varios ministros del Most-Hid que podrían seguir sus pasos, entre ellos la de Justicia, Lucia Zitnanská, que ha dicho que “es absolutamente inaceptable que en la Oficina del Gobierno haya personas que pueden tener contactos con la mafia”.

Según la investigación de Kuciak, que no pudo terminar, esas personas serían la asistente personal de Fico, María Troskova, y el secretario del Consejo de Seguridad del Estado, Viliam Jasan.

Ambos anunciaron que dejan sus puestos hasta que finalice la investigación, a la vez que denunciaron que su nombre está siendo “manipulado en la lucha política contra el primer ministro”.

El propio Fico defendió la inocencia de sus dos colaboradores y dijo que no tenían nada que ver con los asesinatos.

“Están vinculando a personas inocentes con un doble asesinato. Eso es sobrepasar la línea”, dijo en una rueda de prensa, en la que se presentó a los medios ante una mesa llena de fajos de billetes, por valor de un millón de euros, que ofreció como recompensa por pistas que ayuden a resolver el crimen.

En su reportaje, Kuciak revela los vínculos de Troskova y Jasan con Antonino Vadala, un empresario italiano residente en Eslovaquia y supuestamente relacionado con la ‘Ndrangheta calabresa.

Vadala y otros seis compatriotas fueron arrestados en relación con el asesinato, en lo que la Policía eslovaca calificó como la “pista italiana” de este crimen. Pero el sábado pasado fueron liberados.

La mafia, dedicada en Eslovaquia sobre todo al fraude fiscal mediante facturas falsas y a estafas a los fondos de la Unión Europea (UE), habría logrado a través de sus contactos en las altas esferas acceso a importantes secretos de Estado.

“Aunque no hayan sido los autores del asesinato, hay que proseguir con esta pista italiana, responsable de delitos que hay que perseguir”, dijo también Mezesnikov.

La posible salida de los ministros de Most-Hid de la coalición, algo que dependerá de si Fico decide sacrificar a su ministro de Interior, haría perder al gobierno la exigua mayoría parlamentaria y forzaría comicios anticipados.

Mientras tanto, se han celebrado ya varias manifestaciones pidiendo una investigación imparcial sobre las muertes y la dimisión del ministro de Interior y del jefe de la Policía.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top