You Are Here: Home » Internacionales » Corea del Norte avanza en su programa de misiles ante dudas de Occidente

Corea del Norte avanza en su programa de misiles ante dudas de Occidente

Tras la detonación de un pequeño artefacto de plutonio en 2006, la primera prueba que realizó el régimen de Pyongyang, ahora Corea del Norte cuenta con un sistemas de misiles tierra y mar ante las dudas de la comunidad mundial sobre su verdadera capacidad tecnológica.

El 9 de octubre del 2006, Corea del Norte anunció que había llevado a cabo con éxito su primera prueba nuclear. Se detectó una explosión nuclear subterránea, su rendimiento estimó menos de un kilotón, y se detectó una cierta salida radiactiva.

Casi tres meses después, el 6 de enero del 2007, el gobierno de Corea del Norte confirmó que tenía armas nucleares.

El pasado 5 de abril, Corea del Norte disparó un misil balístico, dos días antes del muy esperado encuentro entre los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump y de China, Xi Jiping, en el cual se analizará la situación sobre ese país asiático, entre otros temas.

“El desarrollo de varias clases de misiles representa un importante avance en el poder estratégico de Corea del Norte”, señaló el Lowy Institute.

El lanzamiento de un misil balístico Scud-ER del miércoles de la ciudad portuaria de Sinpo, la sede de una base de submarinos de Corea del Norte, indicó una evolución de armas disparadas desde tierra y mar, de acuerdo con el grupo de expertos de Australia.

Había similitudes fundamentales entre misiles con base en tierra, como el del miércoles, y el lanzado desde submarino conocido como Pukguksong-1 o KN-15 que fue puesto a prueba en agosto pasado, señaló el instituto

A la luz de esta semejanza, el lanzamiento del miércoles podría ser “una prueba de un misil lanzado desde un silo con base en tierra, o una prueba de los sistemas de misiles común a ambos.”, destacó

Debido a que el misil del miércoles solamente viajó 60 kilómetros horizontalmente, funcionarios de Estados Unidos consideraron el lanzamiento como un fracaso, pero el Lowy Institute sugiere lo contrario.

“El misil alcanzó una altitud de 189 kilómetros, hasta bien entrado el espacio exterior. Esto parece ser una prueba de una trayectoria alternativa, que expone el misil a diferentes condiciones. Pruebas de seguridad pudieron ser llevadas a cabo en este vuelo”, detalló.

La posibilidad de un lanzamiento desde bases móviles en tierra y mar trae varios beneficios a régimen de Pyongyang, que sostiene que sus sistemas son de carácter defensivo antes las amenzas de Estados Unidos y Corea del Sur.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top