You Are Here: Home » Nacionales » Contra acoso falta mucho, acepta UNAM

Contra acoso falta mucho, acepta UNAM

Foto: Roberto Hernández

Por Claudia Mendoza / El Sol de México

De 2016 a la fecha en la Universidad Nacional
Autónoma de México combate con mayor firmeza la violencia de género y para ello
elaboró un protocolo mediante el cual se han presentado mil 200 denuncias de
acoso sexual, de las cuales 20 forman parte del movimiento gestado por las
alumnas.

En entrevista con El Sol de México, la Abogada
General de la máxima casa de estudios, Mónica González Contró explicó que en
2016 el rector Enrique Graue ordenó mejorar las condiciones de alumnas,
maestras y trabajadoras con la elaboración de un protocolo de actuación en caso
de denuncias de acoso sexual, y, actualmente, en respuesta a las demandas de
las mujeres universitarias, se trabajan reformas al Estatuto General, al
Tribunal Universitario, entre otras, para garantizar la perspectiva de género.

Expuso que si se comprueba acoso sexual por parte
de un profesor, en el caso más grave se rescinde el contrato de trabajo del
académico acusado de agresor y si la denuncia de la víctima señala una conducta
delictiva, el caso podría llegar ante la Fiscalía General de Justicia de la
Ciudad de México siempre y cuando la parte afectada presente la demanda.

La abogada general dejó clara la disposición de
la Rectoría al diálogo con los grupos de universitarios que se mantienen en
paro, incluso a realizar sanciones más fuertes, siempre apegadas a derecho y al
debido proceso que tiene la parte denunciada.

Sobre las personas que han vandalizado la Torre
de Rectoría dijo que desconocen si son alumnos debido a que mantienen el rostro
cubierto, pero de comprobarse que pertenecen a la máxima casa de estudios se
les aplicarán las sanciones establecidas en el Estatuto General. De noviembre a
la fecha tienen tres denuncias presentadas ante las autoridades
correspondientes.

A continuación la entrevista con González Contró.

¿Cuáles son los cambios que la UNAM está realizando ante las
demandas de acabar con la violencia de género?

En 2016 se dio a conocer un protocolo para los
casos de violencia de género que ha sido una herramienta a través de la cual se
ha visibilizado y se han homologado los procedimientos para presentar las
denuncias en materia de género.

A raíz del protocolo hay un incremento de mil 300
por ciento de las denuncias, porque hasta el día de hoy tenemos mil 200 denuncias
presentadas, cosa que es un hecho inédito en la Universidad y me parece que
también en el país.

(Actualmente) entre otras están reformas al
Estatuto General, al Tribunal Universitario para garantizar la perspectiva de
género, también el fortalecimiento de la Defensoría de los Derechos
Universitarios. -que es un órgano autónomo también en esta línea- y además el
rector ha creado esta unidad de atención a denuncias que se fortaleció en el
contexto de la aprobación del protocolo se y han creado células en los campus
que no están en Ciudad Universitaria, en las FES (Facultades de Estudios
Superiores), en los planteles de la Escuela Nacional Preparatoria, del Colegio
de Ciencias y Humanidades y en las escuelas nacionales.

Todas estas medidas serán para la comunidad
universitaria. Todos los planteles, los campus universitarios, todas las ENP.

¿Cuántas denuncias provienen de este movimiento?

De este movimiento, en los últimos meses, digamos
noviembre, diciembre y enero tenemos 20 quejas presentadas por posibles
conductas de violencia de género que corresponden particularmente a alumnas de
las Preparatorias 3, 5 ,7 y 9, así como de la Facultad de Filosofía y Letras.

Tengo entendido que en cada escuela se decide la sanción al maestro,
alumno o personal administrativo que se le demuestre acoso sexual, ¿se piensa
homologar una sanción en contra de acosadores en todas las escuelas?

Actualmente nosotros tenemos tipos de
procedimientos diferenciados que nos marca nuestra normatividad, tanto la
legislación universitaria, los contratos colectivos de trabajo que establecen
cuál es este procedimiento, dependiendo de la calidad que tenga la persona que
está siendo señalada como agresora; es decir, si la persona señalada como
agresora es un alumno se abre un procedimiento disciplinario, si es un
trabajador, académico o administrativo, un procedimiento de investigación
administrativa en el que definitivamente se le concluye con una sanción.

Sí efectivamente las personas titulares de las
entidades y dependencias determinan las resoluciones, sin embargo, en la última
versión del protocolo se establecieron todos los elementos que deben de tomarse
en cuenta para valorar la gravedad de las sanciones.

Por ejemplo, ¿cuáles son las sanciones que se le aplican a
algún maestro?

Son amonestación, cuando es una conducta digamos
que no es grave, esta amonestación desde luego queda en el expediente, suspensión
o rescisión de contrato. La rescisión sería de los casos más graves y
representa la separación definitiva de la persona de la Universidad.

¿Aquí interviene sólo la Universidad, no hay una presentación
a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México?

Sí hay una presentación a la Fiscalía, (en casos)
que la conducta señalada por la víctima constituya o fuera a constituir un
delito, porque hay conductas que son sancionables laboralmente, que pudieran
determinar la rescisión pero que no constituyen delitos, entonces aquí no se
precisa la denuncia penal, pero también es muy importante que la víctima así lo
quiera. La persona que sufrió la agresión quiera presentar la denuncia ante el
Ministerio Público, porque nosotros no la podemos obligar a presentarla si no
es su voluntad, porque ella es quien tiene que comparecer y denunciar los actos
reclamados.

¿Podrían endurecer estas medidas como lo piden algunos
grupos?

Pues creo que hasta el momento sí, reconociendo
también que falta mucho por hacer y sin decir que ya estamos cumpliendo
absolutamente con todo es, lo importante aquí es señalar que sí se ha
sancionado con las sanciones máximas, incluso más allá de lo que en algunos
señalamientos se ha hecho a las personas académicas, sobre todo varones que han
sido señalados con conductas graves, esto también depende de que pueda
sostenerse una rescisión dependiendo del marco jurídico nacional, porque
nosotros no podemos rescindir a una persona si los hechos que se están narrando
pues no son de una gravedad que permita sostener una rescisión hasta una
posible demanda laboral.

¿Cómo van las negociaciones con la Prepa 9 y en Filosofía y
Letras?

Desde un inicio que se convocó al paro y se
materializó éste, la autoridad universitaria, los directores de los planteles y
también personal de la Rectoría han establecido mesas de diálogo con las
alumnas especialmente, se han atendido todos los pliegos petitorios y estamos
también a la espera de la respuesta de estos pliegos petitorios, entonces
nosotros tenemos una convicción muy firme en la generación de acuerdos y
mecanismos que fortalezcan una mayor seguridad a todas las personas
involucradas y siempre apegados siempre al principio de legalidad, que esto es
siempre muy importante para fortalecer a la Universidad.

¿Qué cree que es lo que atora un poco la negociación?

Por un lado, creo que hay demandas muy legítimas
y éstas han sido atendidas en los pliegos petitorios, pues lo que queremos,
precisamente, y en lo personal yo estoy convencida de que debemos garantizar
espacios libres de violencia en la Universidad. Esta violencia tiene un
componente cultural muy importante y esa es la parte más difícil de
transformar, también creemos en las legítimas demandas de las alumnas y creo
que vamos avanzando hacia un diálogo, no hay digamos muchas veces, los diálogos
y los acuerdos a veces no son fáciles, pero nosotros seguiremos en esta línea.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top