You Are Here: Home » Nacionales » Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Foto: Ernesto Muñoz

Por Nurit Martínez / El Sol de México

La pandemia agravó la vulnerabilidad de niñas, mujeres y adolescentes por la falta de acceso a la salud reproductiva y esquemas de anticoncepción, lo que ya se refleja en un incremento de la mortalidad materna y los embarazos no deseados, coincidieron especialistas convocadas por la Organización Editorial Mexicana (OEM).

Mujeres y Covid fue el tema central de la quinta sesión virtual del Consejo Editorial con Perspectiva de Género, encabezada por Martha Ramos Sosa, directora editorial de la OEM y con la presencia de directivos de los periódicos que integran el grupo.

En la sesión, Gabriela Ramírez, consejera permanente de la OEM y funcionaria del Centro de Información de las Naciones Unidas para México (CINU), destacó que la pandemia amenaza con hacer retroceder los avances en el marco de la plataforma de acción de Beijing para la igualdad, Covid-19, pactada hace 25 años. Y no es sólo que las mujeres han sido las más afectadas porque ganan menos: tienen puestos de trabajo más vulnerables y asumen mayores responsabilidades de cuidado en el hogar por el confinamiento.

En el campo profesional ellas representan 70 por ciento de la fuerza de trabajo en el sector sanitario como enfermeras, parteras, trabajadoras sanitarias de las comunidades, y conforman la mayoría del personal de servicio de limpieza, lavandería y comedores.

Además de lo anterior, la prestación de servicios de salud y la salud materna para el bienestar “han dejado de ser la prioridad”, destacó la experta. Sólo en América Latina y el Caribe se prevé que 18 millones de mujeres pierdan el acceso regular a métodos anticonceptivos modernos. En consecuencia aumenta la mortalidad materna, los embarazos en la adolescencia, el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Sobre este punto, Raffaela Schiavon Ermani, exdirectora General Adjunta de Salud Reproductiva, en la dirección General de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, presentó un panorama regional sobre la pandemia y las limitaciones para que las mujeres accedan a servicios de salud reproductiva y anticonceptivos, lo que ha resultado en un aumento de embarazos no deseados, en proporciones que van de 10 a 70 por ciento en Chile, Argentina, Bolivia y Colombia.

El Fondo de Población de Naciones Unidas calcula que por la falta de acceso a la anticoncepción y la interrupción de servicios de salud en países de mediano y bajo desarrollo habrá 15 millones de embarazos no planeados, agregó la también consultora independiente e integrante del Grupo de Asesores de Género de la OMS.

En México, según el Consejo Nacional de Población (Conapo), hasta septiembre habría hasta un millón 700 mil necesidades insatisfechas de anticonceptivos que redundará entre 126 mil y 187 mil nacimientos no deseados, 21 mil 575 de ellos entre adolescentes.

De la mortalidad materna, Schiavon expuso que al inicio de febrero de 2021 se calculaban 63.2 fallecimientos por cada 100 mil partos, en 2020 la relación fue de 46.6 por cada 100 mil y en 2019, fueron 36.8 por cada 100 mil. Esto significa que “la razón de muerte materna tenga una regresión de más de diez años”, que impactará en los Objetivos del Desarrollo.

La muerte por Covid-19 se convirtió en la principal causa de defunción materna en el país y seis entidades concentran 40 por ciento de los fallecimientos: Estado de México, Chiapas, Puebla, Jalisco, Chihuahua y la Ciudad de México.

A decir de la experta internacional, la pandemia de Covid-19 redujo la disponibilidad del servicio y personal de salud, así como la disponibilidad de insumos y el abasto de medicamentos. Se encarecieron las opciones anticonceptivas y persisten barreras de movilidad, además del miedo para acudir a los servicios médicos.

EN LA PRIMERA LÍNEA

Si bien el acceso a los servicios de salud se ha reducido, ellas representan buena parte de la primera línea a atención a la pandemia. Roxana Trejo, gerente Corporativo de Epidemiología y Control de Infecciones del Centro Médico ABC, citó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Ocupación y el Empleo, elaborada por el Inegi, de 265 mil 248 trabajadores de enfermería, 82 por ciento son mujeres, quienes han enfrentado a la enfermedad con altos niveles de estrés, con limitadas capacidades del sistema de salud y sin muchas herramientas de apoyo psicológico para enfrentar la muerte de sus pacientes.

Katia Ruiz, psicoterapeuta y académica de la Universidad Anáhuac, consideró que establecer redes de apoyo sicológico para las mujeres es una tarea central en la atención a la pandemia. La agresión, agregó, es una forma natural, biológica y real de la expresión humana en condiciones de presión como es la pandemia, por lo que las actuales cifras de la violencia eran lo esperado. En su turno, Sara Lovera, periodista y consejera permanente de la OEM, señaló que la presencia de Covid-19 en México amplió las brechas de desigualdad, mientras el gobierno federal recortó 75 por ciento el presupuesto al Instituto Nacional de las Mujeres.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top