You Are Here: Home » Internacionales » Como de película, manifestantes de Hong Kong escapan de policías

Como de película, manifestantes de Hong Kong escapan de policías

Decenas
de manifestantes prodemocracia sitiados por la policía en una universidad de
Hong Kong lograron escapar el lunes por la noche, tras una nueva amenaza de
intervención de China para resolver la crisis política en el territorio
autónomo.

Atrincherados
en la Universidad Politécnica (PolyU), los manifestantes bajaron con una cuerda
desde una pasarela y luego fueron rescatados en una carretera por
motociclistas. Por ahora se desconoce cuántos quedaban en el campus.

La
huida espectacular se produjo cuando la policía amenazó con usar «balas
reales» si los manifestantes radicales, que lanzan ladrillos y cócteles
molotov, recurrían a «armas letales» para enfrentar a las fuerzas del
orden.

Antes,
los manifestantes habían incendiado la entrada del campus para impedir una
intervención de la policía.

El
campus, y la muy cercana entrada del Cross Harbour Tunnel -uno de los tres
túneles que acceden a la isla de Hong Kong, bloqueado desde el martes-, son
escenario de enfrentamientos desde el domingo.

Este
lunes al alba se escucharon varias explosiones antes de que apareciera un muro
de llamas a la entrada de la PolyU, convertida el fin de semana en el bastión
de las protestas.

Parece
que la policía intentó intervenir en el campus, ubicado en la península de
Kowloon, pero habría sido repelida por los manifestantes.

Por
su parte, los manifestantes, que para no ser identificados o para protegerse de
los gases suelen portar máscaras o caretas, obtuvieron este lunes un éxito
simbólico.

La
justicia de Hong Kong declaró inconstitucional la prohibición de llevar máscara
en las protestas, decidida en octubre por el gobierno de Hong Kong para
intentar desactivar la movilización.

Hong
Kong vive desde junio manifestaciones sin precedentes contra la injerencia de
Pekín y en favor de una mayor democracia, en este territorio semiautónomo de
7.5 millones de habitantes, que sufre su mayor crisis política desde que en
1997 volviera a la soberanía china.

La
crisis entró esta semana en una nueva fase, más radical, con la adopción por los
manifestantes de la estrategia de «Eclosión general» («Blossom
Everywhere»), que consiste en multiplicar los bloqueos y los actos de
vandalismo, y poner a prueba las capacidades de la policía.

El
gobierno de Pekín ha rehusado cualquier concesión y advertido que no tolerará
la insurrección.

Sin los brazos
cruzados

El
sábado, por primera vez desde el inicio de las manifestaciones en junio,
soldados del Ejército Popular de Liberación (EPL) salieron de los cuarteles
para despejar las barricadas de las calles.

«Restablecer
el orden» en Hong Kong «es la tarea más urgente», afirmó este
lunes en Bangkok un portavoz del Ministerio chino de Defensa, al referirse a la
primera movilización de soldados chinos en las calles de la excolonia británica.

La
declaración tuvo lugar después del que el ministro chino de Defensa, Wei
Fenghe, se entrevistara con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark
Esper.

«El
gobierno de Hong Kong está haciendo todo lo posible para mantener la situación
bajo control, pero si la situación se vuelve incontrolable el gobierno central
no se quedará sin hacer nada», declaró este lunes, por su parte, el
embajador de China en Londres, Liu Xaoming.

China
tiene «bastante determinación y poder para terminar con el
levantamiento», agregó el diplomático.

© 2015 Powered By Wordpress, ABC Diario de Querétaro

Scroll to top